• Sondage

    Para qué un país debe realizar una reforma energética?

    Voir les résultats

    Chargement ... Chargement ...
  • Auteur:

    Enfoque Global

La Crisis y el Acuerdo sin el Banco de México

Posté par Enfoque Global le 13 janvier 2009

2008 fue el año de la crisis inmobiliaria en los Estados Unidos de América (EUA) y de su conversión en una crisis financiera internacional de dimensiones insospechables aún, en particular para los países industrializados; pero 2009 amenaza con ser el año de la recesión, de la estanflación y del surgimiento de un nuevo orden económico internacional.

México, sin ser un país industrializado, con su suerte atada a la economía de los EUA, a la que dirige entre el 78 y 82% de sus exportaciones, difícilmente escapará a sus efectos, pues la crisis del crédito surgida en los EUA pulverizó al mercado inmobiliario y al sector de la construcción en ese país, motor del crecimiento de la economía estadounidense durante la última década, pero también atemorizó a los inversionistas, haciendo que la aversión al riesgo creciera entre ellos a niveles insospechados, y quizá sea la inversión extranjera la que más requiera el país en 2009 ante la volatilidad de los mercados financieros.

El gobierno federal ha anunciado, a través del poder ejecutivo, 25 medidas de claro corte neokeynesiano, para hacer frente a los efectos de la crisis financiera internacional en la economía real y mantener a flote la economía mexicana, pero al margen de la economía monetaria. No obstante, pese a la necesidad explicitada por el propio Banco Mundial de estimular la demanda de la economía para evitar la recesión, los salarios quedaron en el olvido bajo el techo del incremento de los salario mínimo inferior al 4.5%, frente a una inflación que promedió 6.5% en 2008; mientras la política monetaria del Banco de México quedó inamovible, bajo sus objetivos de inflación y la política fiscal en el olvido.

Bajo esta falta de coordinación entre la economía real y monetaria, el “Acuerdo Nacional a Favor de la Economía Familiar y el Empleo” incluye medidas para ampliar el programa de empleo temporal en 40% respecto a lo planeado, con lo cual unas 250 mil personas trabajarían en obras de infraestructura; apoyar el programa de preservación del empleo, para conservar los empleos en las empresas que se declaren en paro técnico, para que no despidan a los trabajadores, lo que protegería a medio millón de empleos; ampliar la capacidad de ahorro para el retiro en caso de desempleo, para que puedan hacer retiros de sus cuentas en caso de desempleo, en casi un 60%, en promedio, paralelamente se incrementará la cuota que aporta el gobierno a las cuentas individuales de los trabajadores; la ampliación la cobertura del seguro social para los trabajadores desempleados, aportando 2 mil 600 millones de pesos adicionales; apoyos a la capacitación y movilidad laboral.

Pero el acuerdo también incluye medidas para apoyar a la economía familiar, congelando los precios de las gasolinas y del gas LP; además de una aportación de 750 millones de pesos para que las familiar sustituyan aparatos eléctricos viejos por nuevos más eficientes, que les permita reducir su consumo de energía; incrementar los apoyos a los créditos a la vivienda familiar. Así como medidas para apoyar a las empresas, dirigidas a la reducción del precio de la electricidad que consumen (20%, 17% y 9%) y permitirles cargos fijos en su consumo en el año; la creación de fideicomisos para apoyarlas; el incremento del financiamiento por medio de la banca de desarrollo y el promover la adquisición de bienes nacionales; su incorporación a los proyectos de infraestructura; además de transparentar el gasto público.

Pese a ello, el plan carece del apoyo de la política monetaria, el Banco de México continúa manteniendo elevadas las tasas de interés y la restricción monetaria para contener la inflación; su tasa de interés de referencia se sitúa en 8.25% y nada se dijo al respecto durante la presentación del Acuerdo. El conjunto de medidas anunciadas, si se aplican correctamente, permitirá que los hogares y las empresas hagan frente a los primeros embates de la crisis, pero sin una combinación adecuada de éstas y de medidas complementarias en materia fiscal y monetaria, será difícil que la economía pueda reaccionar y evitar la recesión, la quiebra de las empresas, el desempleo y el aumento del crimen organizado.

Con el fin de estimular la demanda de la economía, casi en todos los países desarrollados se han reducido las tasas de interés. En los casos de los EUA y Japón éstas se han llevado casi a cero, mientras que el Banco Central Europeo y de Inglaterra aún conservan cierto margen de maniobra, frente a tasa de inflación cada vez más bajas que hacen temer por una combinación explosiva que puede arrasar el mercado del empleo: estanflación (caída generalizada del nivel de precios) y recesión (reducción prolongada del crecimiento de la economía).

Gracias a ello el Comité de Política Monetaria del Banco de Inglaterra decidió recortar las tasas de interés en medio punto porcentual, pasando de 2.0 a 1.5% este 7 de enero pasado y los analistas esperan que en febrero el recorte las sitúe en 1%; mientras que el Banco Central Europeo las mantiene en 2.5%, después de recortarlas en 1.75 puntos de octubre al  4 de diciembre de 2008 pasado para escapar a la recesión y se espera que este jueves próximo las lleve hasta el 2%, siguiendo el ejemplo de la Reserva Federl (FED) de los EUA, que las redujo entre el 0 y el 0.25%, su nivel históricamente más bajo desde 1994.

Al margen de ellos, las medidas para contrarrestar la crisis financiera se han puesto ya en marcha en México y en los EUA; no obstante, la economía de este último país parece no reaccionar ante estas medidas clásicas y en el resto de los países desarrollados, las medidas implementadas, parecen no tener resultados aún. Es este efecto de Wall Street o el efecto “Casino”, como lo bautizara la presidente de Argentina y Brasil, el que amenaza con arrasar la economía planetaria, ante lo cual habrá que esperar reacciones inéditas de la economía mundial, bajo en nuevo contexto de su desarrollo. Frente  a este escenario el gobierno de México debería incluir medidas monetarias (al margen de la autonomía del Banco de México) y fiscales complementarias para escapara a la recesión y dinamizar el mercado interno. 

 

Números Claros

Artículo del Jueves 8 de Enero

 

Une Réponse à “La Crisis y el Acuerdo sin el Banco de México”

  1. marketing mega virtual dit :

    Hola, quería felicitarte por tu pagina, es excelente, si queres, pasa por mi pagina y dejame un comentario, tengo mucho trafico en mi sitio, si te interesa podemos hacer un intercambio de links, banners, cualquier cosa avisame, te dejo mi email tvinternet08@gmail.com, te mando un abrazo.
    El equipo de Marketing Mega Virtual

Laisser un commentaire

 

Le Blog du Club Social |
eleve des francs-bourgeois ! |
La vie autrement |
Unblog.fr | Créer un blog | Annuaire | Signaler un abus | mon monde , mes poemes
| LAVERIE DIJON 115 BIS AVENU...
| bloG-NotE