• Sondage

    Para qué un país debe realizar una reforma energética?

    Voir les résultats

    Chargement ... Chargement ...
  • Auteur:

    Enfoque Global

La Ronda de Doha: el Norte contra el Sur

Posté par Enfoque Global le 24 juillet 2008

dsc00751.jpg Desde los años 30 se vienen haciendo esfuerzos por coordinar la política comercial y poder reducir los aranceles al flujo de comercio internacional. Fue precisamente en los Estados Unidos de América (EUA) donde se iniciaron las negociaciones arancelarias bilaterales en esos años, con el fin de ofrecer a los grandes exportadores la reducción de aranceles a cambio de que ellos redujeran los suyos a alguno de los productos exportados por los EUA; no obstante, esas negociaciones no propiciaron avances en la coordinación internacional de la reducción arancelaria y hoy existen sospechas de que los EUA, bajo la crisis financiera actual se está volviendo cada vez más proteccionista.

Después de la segunda guerra mundial, las reducciones arancelarias multilaterales tuvieron lugar bajo el patrocinio del Acuerdo General de Aranceles y Comercio (GATT), creado en 1947 y desaparecida en 1995 para dar paso a la Organización Mundial del Comercio (OMC), quien aboga por la reducción de los aranceles y la liberalización del comercio. Curiosamente, entre las principales normas que regulaban el comercio entre los miembros del GATT, entre ellos México que ingreso en 1986, se señalaba sobre los subsidios a la exportación que: Los firmantes del GATT no pueden utilizar subsidios a la exportación, acepto para productos agrícolas y quien lo propuso fueron los EUA.

Desde el inicio de las rondas de negociaciones comerciales multilaterales en el planeta se han producido 9, pero la 8ª, la Ronda de Uruguay que iniciara en 1986 y que teóricamente se cerrara en 1993 en Marrakech, Marruecos, aunque en realidad nunca concluyó, producto de la falta de voluntad de los países desarrollados para reducir los subsidios a la producción agrícola y su negativa de abrir sus mercados a los productos textiles de los países en desarrollo, al margen de los 60 acuerdos firmados.

La nueva Ronda de Doha, iniciada con la Cuarta Conferencia Ministerial celebrada en Doha capital de Qatar, en noviembre de 2001, desde su nacimiento, hace ya casi 7 años, ha estado orientada a concluir los puntos pendientes de la Ronda de Uruguay, en particular sobre el comercio de los productos agrícolas, lo que implica la eliminación de subsidios a la producción o a la exportación de parte de los países desarrollados a sus productores. Por eso, y con el fin de hacer avanzar esta ronda, al iniciar las negociaciones en Ginebra, Suiza, el Comisario europeo, Peter Mandlson, propuso la reducir al 60% los aranceles agrícolas en la Unión Europea (UE).

Sin embargo, la UE también ha acusado a los EUA y a Brasil de querer que ella sea quien baje sus aranceles sin hacer nada a cambio, denunciando que los EUA, lejos de reducir los subsidios, los han aumentado, al votar el Congreso de ese país una ley que otorga a los agricultores una ayuda por 290 mil millones de dólares en un período de 5 años. De aquí que, las discusiones sirvan para alimentar la teoría de juegos, donde nadie quiere ceder nada sin ver que otros lo haga antes, alimentando la polarización norte sur.

La Secretaria de Comercio de los EUA, Susana Schwab, señalaba que “nosotros vamos a tener que hacer primero concesiones…” pero que “esperaban con impaciencia ver las contribuciones de los otros” actores en las discusiones; pues para los EUA “un acuerdo no es posible mientras que China, la India y Brasil no abran primero sus mercados agrícolas, industriales y de servicios al comercio internacional”.

Así, después que Brasil rechazara una primera propuesta de los EUA, de reducir sus subsidios a 17 mil millones de dólares anuales, este dijo que podría hacerlo hasta en 15 mil millones, menos que lo otorgado en los últimos 7 años, condicionando este gesto a una mayor apertura de los mercados internacionales a los productos manufacturados y agrícolas estadounidenses, pero Brasil y la India opinan que debería llegar hasta 13 mil millones, con el fin de que los subsidios no aumenten cuando los precios de los productos agrícolas bajen en los mercados.

Pero no solo se discute de agricultura, los participantes también tienen en la mira a China, cuyas empresas han invertido más de 42.6 mil millones de dólares en adquisiciones y fusiones de empresas en el mundo, en lo que va del año, el doble de 2007, entre ellas la petrolera UNOCAL de California comprada por el grupo chino CNOOC, y se encuentra hoy enfrentada a los EUA, la UE, Brasil y México, quienes la acusan de prácticas proteccionistas, por convertirse en un gran taller con bajos costos de producción ventajosos. Lo que ha hecho que este país durante el primer semestre del año, obtuviera un superávit comercial de más de 75.34 mil millones de dólares respecto a los EUA y de más de 72 mil millones de dólares respecto a la UE.

Los sindicatos de los países en desarrollo suponen que las negociaciones de la OMC deberían considerar el impacto de una mayor liberalización del comercio de productos industrializados sobre el empleo, pues esto podría provocar una profundización de los desequilibrios y crear una crisis económica grave en sus países. Rubén Cortina, de la Federación Argentina de Trabajadores del Comercio y los Servicios, consideraba que las propuestas en el seno de las discusiones de la OMC, podrían provocar una pérdida de 200 mil empleos en Argentina, mientras que el representante de la Confederación de Trabajadores de Brasil, Felipe Saboya, señalaba que la reducción de los aranceles en Brasil en 1989 y 1994, era la responsable de la perdida de 1.3 millones de empleos; para estos dos países la OMC propone una reducción de aranceles de hasta el 58% y 57.3%, respectivamente, para los productos de origen industrial.

Así las cosas, ni la espiral del aumento de los precios del petróleo, ni el aumento de la inflación, menos aún la crisis alimentaria y la crisis financiera en los EUA podrán ser resultas por ahora, si todo queda en manos de los mercados y la “mano invisible”, si no hay voluntad de los países y sus gobiernos para buscar los equilibrios que requiere la supervivencia de la raza humana y del planeta; pues el mercado no todo lo puede y él mismo es una creación de los intereses de los hombres, muchas veces mezquinos, quedando de nuevo las discusiones en retórica, que no alivia el hambre de la humanidad y si hace crecer las riquezas de los especuladores en los mercados, bajo el principio sacrosanto de la economía de mercado liberal: « la no intervención del Estado en la economía » .

Artículo del Jueves 24 de Julio Números Claros

Publié dans Non classé | Pas de Commentaire »

Precios del petróleo y carburantes

Posté par Enfoque Global le 24 juillet 2008

dsc00751.jpgLos precios del petróleo pareciera que comienzan a descender. Después que el miércoles de la semana pasada, el departamento de energía de los Estados Unidos de América (EUA) anunciara un aumento sustancial en sus reservas de petróleo y de gasolina, los precios de petróleo han comenzado a caer. En Londres los precios del barril de petróleo Brent, del mar del norte, en los últimos 5 días han registrado una caída de 8.79%.

De este modo, durante estos últimos 5 días, los precios del barril de petróleo Brent, oscilaron entre los 144.90 y 131.20 dólares. Pero en lo que va del año, sus precios llegaron a incrementarse hasta hoy en 38.08% y del 22 de Julio de 2007 al 22 de julio de este año, crecieron en 72.03%, luego de llegar a venderse en 145.16 dólares por barril el 4 de julio pasado. Ayer martes, se vendía en 132.17 dólares el barril, pero aún está lejos de los 69.36 dólares en que se vendió el 22 de agosto pasado. 

Lo mismo sucede en Nueva York, donde el barril del petróleo West Texas Intermediate (WTI) se vendió ayer en 131.80 dólares, casi el doble de su nivel más bajo en un año, alcanzado el 23 de agosto del año pasado cuándo se vendió en 69.68 dólares por barril. Así, en los últimos 5 días sus precios se han reducido en 9.94%, mientras que en lo que va del 2008 estos se habían incrementado en un 35.32% y en un año en 74.82%, después que se llegara a vender hasta en 146.35 dólares por barril el 15 de julio de este año.

Paralelamente, esta caída va unidad a una mayor estabilidad en los mercados monetarios; pues el dólar se ha cotizado a 1.5793 dólares por euro y parece tomar un respiro en su tendencia a la baja, luego que el 15 de este mes llegara a cotizarse hasta en 1.6031 dólares por euro. 

La inflación que ha sido inyectada en el mundo por el aumento de los precios del petróleo y la especulación en los mercados de materias primas, ha hecho que en los EUA ésta haya llegado en junio a 4.5%; en Europa, en la zona del euro, a 4% y en México a 5.26%. Pese a ello, algunos analistas esperan que la reducción de los precios del petróleo, pudiera reflejarse de inmediato en la disminución de los precios de los carburantes y de los precios. No obstante, los precios de gasolina continúan altos provocando estragos en la formación de los precios, a través de los costos de producción y desempleo en las líneas aéreas. 

Solamente en los EUA, los precios de la gasolina van desde 3.69 dólares por galón (3.79 litros) en los estados del centro hasta 4.37 dólares en California y la costa oeste; mientras que muchas líneas aéreas, como United Airlines, la 2ª compañía aérea del mundo, ha anunciado la reducción de 7 mil empleos de hoy al 2009, con la finalidad de compensar sus perdidas por el aumento de los precios de los carburantes, las cuales ascienden a 2.73 mil millones de dólares en el 2º trimestre.

Otra línea aérea con problemas es la US Airwys, que informó de perdidas netas por más de 567 millones de dólares en este segundo trimestre, producto de un incremento del 65% en su facturación de carburante; de la misma forma, British Aiways y Ryanair van reducir la capacidad de sus vuelos en su programa de invierno 2008-2009, la primera entre un 3% y 5%, mientras que la segunda lo hará en un 18%. 

Sin embargo, la evolución de los precios en los mercados petroleros parece distraer al mundo de la realidad, de la verdadera causa de los desequilibrios actuales y enviar falsas expectativas a los mercados y a los consumidores, pues la crisis financiera en los EUA, si bien se ha podido aislar  hasta hoy evitando su propagación masiva por el planeta, ésta sigue sin resolver y los especuladores continúan calibrando sus próximas estrategias, para hacerse de ganancias masivas a costa del hambre y la pobreza en muchos países del mundo, que tendrán que seguir comparando petróleo y alimentos a precios elevados.

Pero de algo ha servido esta crisis financiera, mostrar que los países de América Latina, los países emergentes y la propia Unión Europea,  ahora tienen su propia dinámica de desarrollo y que si bien los EUA se pueden hundir, la economía mundial continúa su viaje bajo un nuevo esquema, el que la propia madurez del capitalismo actual está imponiendo a las economías nacionales.  

Artículo del Miércoles 23 de Julio Números Claros

Publié dans Non classé | 1 Commentaire »

El FMI revisa al alza sus previsiones de crecimiento

Posté par Enfoque Global le 22 juillet 2008

dsc00751.jpgDesde que estalló la crisis financiera en los Estados Unidos de América (EUA), provocada por los créditos inmobiliarios, a mediados de 2007, se ha especulado sobre las posibilidades de crecimiento de la economía mundial, pero particularmente sobre las perspectivas de aquellas economías, que como la mexicana, están estrechamente vinculadas a la economía estadounidense, muchas veces obviando a los cambios estructurales que se están operando en la economía mundial y a los relevos de las viejas economía por las emergentes, no menos despiadadas e inhumanas, movidas por la búsqueda de las ganancias y el mercantilismo, destrozando animales y hombres para logra sus fines.

Desde entonces, las previsiones de los organismos financieros multilaterales como el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial (BM), la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), etc., han ido y venido, generando más especulación e incertidumbre que proporcionando estabilidad a los mercados.  Luego que la economía mundial creciera en 5.3% en 2004 y en 4.9% en 2007, ahora el FMI espera que pueda hacerlo en 4.1% en 2008 y en 3.9% en 2009, volviendo así a sus proyecciones anunciadas en enero pasado. Este jueves, el FMI acaba de hacer público su último reporte de julio sobre las “Perspectivas de la Economía Mundial” (Washington, DC 20431 Estados Unidos), en el se revisan sus previsiones sobre el crecimiento de la economía mundial al alza, no sin manifestar su preocupación por la inflación. 

En su informe, el FMI reconoce que el crecimiento durante el primer trimestre del año fue menos lento que lo previsto inicialmente y en consecuencia, ha modificado sus perspectivas de crecimiento para la economía mundial de 3.7%, anunciadas en abril, a 4.1%, tal como lo indicara en su informe de enero, manifestando su preocupación por las tensiones inflacionistas.

El FMI indica que hay un mejor escenario para el desenvolvimiento de la economía mundial, pero sobre todo, para la economía de los EUA, para la cual se pronostica un crecimiento de 1.3%, lejos del 0.5% anunciado. De la misma forma, para los países de la zona del Euro, se augura un crecimiento de 1.7% en lugar del 1.4%, mucho más moderado, producto de la política monetaria restrictiva y antiinflacionaria que está aplicando el Banco Central Europeo (BCE).

Pero no todo es optimismo en este informa, el FMI considera que la economía mundial atraviesa por una etapa difícil y que la dinámica de su crecimiento actual, se verá afectado en el segundo semestre de este año, como consecuencia del alza en los precios de los hidrocarburos, y de las materias primas. Por lo cual, el FMI hace una revisión al alza de sus previsiones sobre la inflación para este año, de 3.4% para los países industrializados, en lugar de 2.6%, y de 9.1% para las economía emergentes (países en desarrollo), que sustituyen el 7.4% del mes de abril.

Pero las economías China, de la India, Rusia y Brasil se mantienen sólidas, para ellas el FMI prevé un crecimiento de 9.7%, menor al 11.9% de 2007; la India lo podrá hacer en 8%, menor al 9.3% del 2007; Rusia en 7.7% y Brasil en 4.9%. En el caso de México, las proyecciones del FMI indican que podría crecer en 2.4% en 2008 y 2009, por debajo del 3.1% logrado en 2007, pero más cerca del 4% previsto por el gobierno.

El FMI aconseja a los países emergentes la aplicación de una política monetaria más restrictiva y una mayor disciplina fiscal, mucho más rigurosa; pero a los países desarrollados, ahora divididos por la crisis financiera de los EUA, donde se está aplicando una política monetaria extremadamente flexible (laza) para evitar la recesión, con tasas de interés de 2%, por un lado, y por otro, los países europeos con una política monetaria restrictiva y tasas de interés elevadas para frenar la inflación, el FMI considera que un aumento de los tipos de interés no es necesario aún, afirmación que está sujeta a su oposición al BCE que ha incrementado los tipos de interés recientemente, pues hubiera deseado que no se hiciera o que se moviera a la baja, para apoyar la política de recuperación de la economía estadounidense.

Ahora el dilema es cómo crecer con inflación, cómo luchar contra el fantasma de la inflación que recorre al mundo, sin que las medidas adoptadas terminen por postrar sus economía, reduciendo sus perspectivas de crecimiento y generando mayores tasas de desempleo. Al margen de las proyecciones de los organismo internacionales sobre el crecimiento, cada país deberá buscar los mecanismo para dinamizar el crecimiento de los diferentes sectores de su economía, en lugar de postrarse ante un escenario diseñado como adverso en el papel, países como China la India y Rusia lo están haciendo así, por qué América Latina tendría que hacer lo contrario.

Artículo del Viernes 18 de Julio Números Claros

Publié dans Non classé | Pas de Commentaire »

El Dólar se Desploma y la Inflación Aumenta en el Mundo

Posté par Enfoque Global le 18 juillet 2008

dsc00751.jpgEl planeta sigue atado a la suerte de la evolución de la economía de los Estados Unidos de América (EUA), a la suerte del dólar y de los precios en los mercados petroleros. Luego del conjunto de medidas adoptadas para reactivar la economía estadounidense y evitar la recesión, ayer, en su comparecencia ante la Cámara de Representantes, el presidente de la Reserva Federal (FED), el banco central de los EUA, Ben Bernanke, consideraba que la inflación está muy elevada en su país y aseguró que ahora la FED se concentrará en hacerla descender; afirmando que el posible aumento de los precios de la energía, condiciones de acceso a créditos más estrechas y una contracción más profunda del mercado inmobiliario, representaban  riesgos a la baja para el crecimiento. Pero al mismo tiempo, advertía sobre los riesgos al alza, como la inflación, la cual se han intensificado.

Pese a ello, las inquietudes sobre la suerte de la economía y el sector financiero estadounidense, están unidas al destino del dólar, y la comparecencia de Ben Bernanke no ha proporcionado ninguna certitud respecto al retorno al equilibrio de la economía de mercado.

La crisis que está viviendo la economía de los EUA es más profunda de lo que parece; no sólo por las quiebras (IndyMac) y fusiones que está provocando, sino porque al final su moneda y su economía, otrora centro del mundo capitalista, está llegando al verdadero lugar que le corresponde en el contexto de la economía mundial. La FED está preocupada por encontrar el sendero del equilibrio de su economía, sin embargo, su plan destinado a aumentar las capacidades de financiamiento de Feddie Mac y Fannie Mae, no parece ser suficiente para restaurar la confianza en los mercados financieros y el dólar, cada vez más débil, ha registrado una nueva caída histórica frente al euro, al llegar el martes a 1.6038 dólares y ayer miércoles a 1.5941.

Los datos sobre la economía estadounidense indican que la inflación ha llegado a 5% en junio, el nivel más alto después de 1991; mientras que las ventas al menudeo apenas crecieron en 0.1% y el índice de precios a la producción lo hicieron en 9.2%, en promedio anual. Aún así, los EUA continúan alimentando la especulación sobre los precios del petróleo en los mercados; ayer miércoles, al anunciar el Departamento de Energía que el nivel de sus reservas de petróleo habían aumentado en 3 millones de barriles y las de gasolina en 2.4 millones, los precios se desplomaron reduciéndose en más de 6 dólares, para terminar vendiéndose en 138.44 dólares en Londres y 138.76 en Nueva York.

Pero en esta historia, los EUA cuentan con pocos aliados. La inflación se ha vuelto un fantasma que recorre Europa y el Banco Central Europeo (BCE) tiene sus propias prioridades: contener la inflación. En la zona del euro ésta, que en mayo había sido de 3.7%, en junio llegó a 4%, en promedio anual; mientras que en toda la Unión Europea (UE) lo hacía en 4.3%, luego que en mayo el aumento de los precios fuera de 4%.  Países como Holanda (2.3%), Alemania y Portugal (3.4%), son los que registraron los niveles más bajos, pero en cambio, Letonia (17.5%), Bulgaria (14.7) y Lituania (12.7%), acumularon los mayores incrementos en los precios.

México no escapa a este escenario, el cual está trastocando el entorno macroeconómico de su economía.  La inflación en junio llegó a 5.26%, en promedio anual, con lo cual se ha acumuló un incremento de 2.03% a junio, respecto al nivel de los precios de diciembre, 1.45 puntos más que el mismo período de 2007. Pero si consideramos la apreciación reciente del peso frente al dólar, que ha pasado de 10.91 pesos por dólar, en promedio mensual, en enero, a 10.33 pesos en junio, observamos que el nivel de sobre valuación se ha incrementado en más de un 35% en mayo, pese al aumento de la inflación en EUA y la devaluación del dólar, bases para este cálculo, tomando en cuenta que en el mismo mes de 2007 ésta era de 28.54%, por lo que bien, el peso podría estar cotizándose en más de 14 dólares hoy, si el Banco de México no interviniera en el mercado del dinero.

Bajo este contexto, no sólo hay que pensar en la perdida de competitividad de las exportaciones mexicanas por la devaluación del dólar; las empresas están comprando insumos importados de EUA más baratos sin duda, con un peso más fuerte, es el momento de readecuar la política macroeconómica del país y orientarla hacia la producción intensiva de productos primarios, para aprovechar esta coyuntura y aumentar la competitividad de la economía mexicana, incrementar la producción de materias primas en las que México tiene ventajas comparativas, en particular de aquellas procedentes del sector agropecuario, para poder generar nuevos empleos, reducir la emigración y reducir la inflación en los mercados internos, a través de un incremento de la oferta de productos agropecuarios que conforman la canasta básica y poder generar así mayores ingresos en los hogares que, por vez primera, vean mejorar su nivel de vida.

 

Artículo del Jueves 17 de Julio Números Claros

Publié dans Non classé | Pas de Commentaire »

La crisis de « Subprime » comienza sembrar pánico

Posté par Enfoque Global le 16 juillet 2008

dsc00751.jpgLa crisis de « Subprime » comienza sembrar pánico. Después que estalló la crisis financiera en los Estados Unidos de América (EUA), al quedar al descubierto el otorgamiento de créditos inmobiliarios de alto riesgo sin garantía en el 2006, llamada ya crisis de los « subprime » (prestamos inmobiliarios a riesgo, otorgados a hogares con poca solvencia, que potencialmente podrían no ser rembolsados, por lo cual fueron proporcionados a tasas de interés variables elevadas para cubrir el riesgo, posteriormente canjeados por títulos derivados denominados « Collateralized Debt Obligations », creando una bola de nieve financiera), la economía de mercado vive preocupada por la evolución de los mercados financieros, monetarios, de las materias primas, en particular del petróleo y de los alimentos, así como por la evolución de la inflación. Esta crisis ha polarizado los intereses dentro de la economía mundial.

A los EUA, a la Reserva Federal (FED), no le ha preocupado tanto la inflación como la reactivación de la economía para evitar la recesión, aunque hoy es ya una amenaza. El conjunto de las medidas adoptadas, reducción de los tipos de interés y de impuestos, han estado orientadas a ese fin, al margen de los pocos resultados, en una economía que no se parece a aquella en la cual esos instrumentos fueron diseñados por Keynes a mediados del siglo XX, con economías sometidas a una mayor regulación. En tanto, que la preocupación de la Unión Europea (UE) y del Banco Central Europeo (BCE), está centrada en el control de la inflación; encontrándose así, dos políticas monetarias diametralmente opuestas en le marco de la globalización de la economía mundial; cuando todos suponíamos, que la concertación de políticas era la clave de esta etapa de la internacionalización de la economía, para superar los desequilibrios.

De este modo, mientras la FED ha asumido una política monetaria laxa, al reducir sus tipos de interés (2%) y una mayor liquidez; el BCE ha aumentado la rigidez de la misma llevándolos a 4.25%, al margen de los consejos del Fondo Monetario Internacional (FMI) y del Banco Mundial (BM), que habían propuesto al BCE una reducción. Así, la economía capitalista está sufriendo una reestructuración profunda y de ella surgirá un nuevo reacomodo que transformará la geopolítica mundial.

Los EUA, como lo hizo México durante la crisis de los errores de diciembre de 1994, con el rescate bancario que dio origen al FOBAPROA, tendrá que invertir millones de dólares en su rescate bancario ahora. A los millones de dólares inyectados ya a su economía, se van sumando otras medidas; este domingo la FED y el Tesoro, habían decidido correr al auxilio de dos de los gigantes del refinanciamiento hipotecario « Freddie Mac » y « Fannie Mae », y se disponen a instrumentar medidas para proteger al consumidor y poner fin a prácticas abusivas de los bancos en el otorgamiento de créditos inmobiliarios. Pero cuando estos dos gigantes del refinanciamiento hipotecario parecen escapar al control del gobierno, otros no corren la misma suerte, uno de los principales prestamistas hipotecarios californianos el Inymac, en quiebra, ha pasado ya a manos del gobierno.

Al respecto, Ben Bernanke, presidente de la FED, estimaba que « Aunque el gran número de atrasos en los pagos tiene varias causas, es evidente que prácticas abusivas o engañosas por parte de prestamistas desembocaron en la concesión de numerosos prestamos, a menudo a costos muy elevados, que eran inadecuados o que indujeron al prestarais a errores », por eso « estas normas tienen por objeto proteger al consumidor de prácticas injustas o engañosas…y mantener el crédito disponible a los prestatarios calificados para un acceso viable a la propiedad ».

Por otro lado, si bien la inflación no ha sido la preocupación principal de la FED y las anticipaciones sobre ésta en los EUA indican que podría llegar entre 5.1 y 5.3%, después que en los últimos 12 meses ésta alcanzara 4.5%; en Europa, en la zona del euro, ésta ha llegado ya al 4% en junio y el aumento de los tipos de interés persigue neutralizar el aumento de los precios. Mientras que en México, las consecuencias de este aumento mundial en los precios de los alimentos se hacen evidentes, al impulsar la inflación a 5.26% en junio, mayor al 3.98% registrado en el mismo periodo de 2007, luego de un vertiginoso aumento iniciado en marzo cuando llegó a 4.25%.

Sin embargo, es en algunos de los países de América Latina donde este movimiento parece más riesgoso. Países como Venezuela (32.2%), Nicaragua (21.7%), Paraguay (13.4%), Honduras (12.2%), Guatemala (12.2%), Costa Rica (12.8%), Bolivia (11.7%), Ecuador (9.7%), Chile (9.5%), Argentina (9.1%), El Salvador (8.4%), Uruguay (8.4%) y Colombia (7.1%), han registrado los mayores niveles de aumento en la inflación, en gran medida producto del aumento de los precios del petróleo y la especulación en los mercados, más que por el corte de su política económica y social.

Ha llegado la hora, de que los acuerdos asumidos en las reuniones internacionales, se concreten en medidas reales que frenen el aumento de los precios de las materias primas y frenen la especulación en los mercados, para que la economía de mercado retorne al equilibrio, lejos de este estará en riesgo la estabilidad social del planeta.

 

 

Artículo del Jueves 15 de Julio Números Claros

Publié dans Non classé | Pas de Commentaire »

Discusiones del G8: El triple shock a la economía mundial

Posté par Enfoque Global le 10 juillet 2008

dsc00751.jpgDifícilmente los mortales pueden buscar y encontrar soluciones a todos los problemas del planeta en tres días, cuando el mundo fue creado en siete. Los miembros del G8 han tratado de buscar soluciones a los retos que la crisis financiera, en los Estados Unidos de América (EUA), ha desatado en los mercados petroleros y de alimentos. Al final, la reunión del G8 se ha resumido en su compromiso para frenar el alza de los precios del petróleo y de los alimentos, fenómenos que están amenazando la estabilidad global del planeta, sometida a un shock con la crisis de los « subprime » de los EUA, aún sin resolver; además de hacer frente al cambio climático, asumiendo las medidas ya adoptadas por la Unión Europea (UE) al respecto, donde los EUA por primera vez se han comprometido a participar.

Muchos llamados se hicieron en esta reunión, en la cual en el centro de las discusiones, como señalara el primer ministro británico, Gordon Brown, « estuvo el triple shock a la economía mundial: los crecientes precios del petróleo, los crecientes precios de los alimentos y la contracción del crédito ». Ahí se siguió insistiendo, como en otras reuniones, en la necesidad de la transparencia en el mercado petrolero, sin decir cómo lograrla; del dialogo entre productores y consumidores de petróleo; de poner fin a las restricciones de la exportación de alimentos; de reducir la emisión de gases que provocan el efecto invernadero, sobre lo que se logró un primer acuerdo.

Pero esta reunión estuvo marcada por los intereses y confrontaciones entre países ricos y emergentes, los cuales tienen una visión encontrada del planeta en que vivimos y diferentes prioridades. De este modo, Dominique Strauss-Kahn, Director General del Fondo Monetario Internacional (FMI), consideró que la inflación es la amenaza más grande para la economía mundial en este momento.

Dominique Strauss-Kahn señaló, en el marco de la reunión del G8 en Toyako, Japón, que « la inflación es probablemente hoy la amenaza más grande para la economía mundial » y « en algunos países emergentes y con ingresos bajos, la inflación está convirtiéndose incontrolable. Eso quiere decir que la política monetaria deberá probablemente ser más rígida », haciendo alusión a algunos países de América Latina y África; puntualizando que « la inflación golpea más duro a los pobres, está minando el crecimiento futuro y retardando la respuesta a las necesidades, particularmente respecto a lo que concierne al petróleo y los alimentos ».

Strauss-Kahn, recordando lo que el FMI y el Banco Mundial (BM) hicieron en el pasado, indicó que « nosotros sabemos después de los años 70 y 80, que una vez que se adoptan malas políticas contra la inflación, deshacerse de ellas lleva años e incluso décadas »; considerando que es una buena idea agrandar el G8, integrando nuevos países, pero que las grandes potencias económicas jamás podrán remplazar, las instituciones multilaterales como el FMI, como foros de discusión universal. Declaraciones que quizá puedan interpretarse como el inicio de un cambio de filosofía en el FMI, luego de sus errores que hundieron a América Latina en una década de postración económica y empobrecimiento, que llevó a millones de sus ciudadanos a emigrar a los países desarrollados, de los cuales hoy pretenden expulsar.

Las organizaciones no gubernamentales (ONG), han calificado los acuerdos del G8, como de falta de ambición y visión de sus países miembros, de su desinterés para evitar una catástrofe climática, al conocer de los acuerdos sobre la reducción al menos al 50% de sus emisiones de gas que provocan el efecto invernadero de aquí al 2050, sobre los cuales no está claro que medidas adoptarán ni que calendario seguirán para lograr ese fin.

Esta crítica ha sido secundada por el G5 (África del Sur, Brasil, China, la India y México), que juzgó insuficientes los avances sobre el cambio climático y han solicitado establecer objetivos de corto plazo sobre la reducción de emisión de gases, responsables del calentamiento global y de las transformaciones climáticas en el planeta. Los países del G5, reclamaron a los del G8, reducir su emisiones entre 80% y 95% para el 2050 y no en 50%, estableciendo la meta de reducirla entre el 25 y 40% para el 2020; sin embargo, estas propuestas deberán esperar al 2009, año en que los países ricos y emergentes deberán reunirse en Cerdeña, Italia, en otra cumbre del G8 o para la reunión en Copenhague, Dinamarca, donde habrá de diseñarse un nuevo Protocolo de Kyoto. Pero, los países están concientes que actualmente no existe la tecnología para poder concretar ese objetivo y que hacerlo requerirá de enormes inversiones.

El comunicado final del G8, señala que « Nosotros conformamos nuestra determinación a encontrar soluciones globales a las amenazas que ponen en peligro al planeta » y reconocen que »los cambios climáticos son un problema presente que demanda una solución global…Todos nosotros estamos firmemente de acuerdo sobre la necesidad de reducir las emisiones de gas que provoca el efecto invernadero. Una vez que actualmente existe un desacuerdo sobre el protocolo de Kyoto y su ratificación, nos comprometemos a trabajar juntos intensamente para lograr nuestro objetivo común ». En cuanto a la lucha contra el hambre y la crisis alimentaria, señala la resolución final que « las ayudas a la deuda son una contribución válida a la lucha contra la pobreza, pero no son medidas necesarias para estimular un crecimiento más rápido en los países pobres », no obstante, se anunció que al menos 23 países han calificado para recibir esos apoyos por más de 53 mil millones de dólares.

Finalmente, como en otras reuniones donde se han tratado estos temas, el planeta, los ciudadanos y la economía mundial siguen soportando las consecuencias del desarrollo de los países industrializados y de los mercados, sin que haya acuerdos concretos que permitan poner fin a los desequilibrios y los países desarrollados se muestran incapaces de mejorar el mundo que habitamos.

 

 

Artículo del Jueves 10 de Julio Números Claros

Publié dans Non classé | Pas de Commentaire »

Reunión del G8: Nueva geopolítica, hambre y petróleo

Posté par Enfoque Global le 8 juillet 2008

dsc00751.jpgLos jefes de Estado y de gobierno del Grupo de los 8 (G8), formado por Alemania, Canadá, Estados Unidos de América (EUA), Francia, Italia, Inglaterra, Japón y Rusia, iniciaron su reunión de Hokkaido, del 7 al 9 de julio, con la idea de poner fin al alza de los precios del petróleo y la inflación. Sin embargo, como en otros foros, este objetivo será difícil de alcanzar sin regular los mercados; sobre todo ahora que la inflación, inducida por el aumento de los precios del petróleo y los productos agrícolas, amenaza la estabilidad económica y social.

A esta reunión han sido invitados 7 países africanos (África del Sur, Argelia, Etipia, Ghana, Niegeria, Senegal, Tanzania, más la Unión Africana de Naciones) y se realizará una posterior reunión entre el G8 y el G5, compuesto por Brasil, India, China, África del Sur y México, quien coordina el grupo.

El hambre y el petróleo, no es una correlación simple que pueda explicar la verdadera raíz de la crisis que vive la economía de mercado hoy. En realidad, la crisis alimentaria, no es otra cosa que la consecuencia de los errores del Fondo Monetario Internacional (FMI) y del Banco Mundial (BM), pero sobre todo, de las transformaciones estructurales que está enfrentando la economía capitalista mundial y los cambios geopolíticos que está propiciando.

Durante los años 70′s y 80′s, estas instituciones insistieron en la necesidad de abrir las economías nacionales al exterior, en buena medida, porque los mercados nacionales eran demasiado estrechos para estimular la producción y su crecimiento; aunque en realidad, era el mecanismo para garantizar el reembolso de los prestamos realizados a los países en crisis. Esa fue la base de las medidas de política económica instrumentadas dentro de los programas de ajuste* y estabilización de entonces, la condición para recibir ayuda financiera.

Las economía comenzaron a producir, no para satisfacer el consumo interno y garantizar la autosuficiencia, tal como fue el espíritu del Sistema Alimentario Nacional mexicano de 1982 (SAN), sino para exportar y pagar los créditos otorgados por el BM y el FMI. Para ello, en el caso de México, se establecieron y se perfeccionaron innumerables sistemas y mecanismos que promovieran las exportaciones, tales como la Importación Temporal para la Producción de Artículos de Exportación (PITEX); el Reembolso de Impuestos (DRAWBACK); los apoyos a Empresas de Comercio Exterior (ECEX) y a Empresas Altamente Exportadoras (ALTEX), posteriormente sustituidos por otros.

Hoy, al inicio del siglo XXI, dejaron de ser las economías en desarrollo las generadoras de crisis y, por vez primera en este siglo, la economía de los EUA, que había sido el centro del capitalismo mundial, es quien está produciendo los movimientos telúricos de esta nueva crisis, que amenaza con extenderse al planeta, unida a la crisis alimentaria y ecológica, pero ahora ni el FMI ni el BM han corrido a imponer sus mediadas.

Bajo este contexto, los cambios geopolíticos se están imponiendo. La canciller alemana, Angela Merkel, ha propuesto la inclusión de China y la India al G8, a la vez que ha abogado por buscar los mecanismos para combatir el aumento de los precios del petróleo e informó que su país aportará 600 millones de euros para apoyar al sector agropecuario de los países menos desarrollados.

Al respecto, el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, presente en la reunión del G8, anunció su intención de proponer a la Unión Europea (UE), la creación de un fondo de mil millones de euros para apoyar el sector agrícola de los países en desarrollo, financiado a través de los excedentes presupuestarios no utilizados por la UE, los que estarían orientados a mejorar la producción, la compra de fertilizantes, semillas y créditos.

En ese mismo sentido, se ha expresado el presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, quien dijo que « no es razonable continuar reuniéndose 8 para arreglar los grandes problemas del mundo, olvidando a China -con mil millones 300 mil habitantes-, no invitando a la India -con mil millones de habitantes-, no teniendo ningún país árabe, ningún país africano, y sin tener ningún país de América Latina »,…, »nosotros hablamos de energía, pero a parte de Rusia, no hay ningún país productor. Nosotros hablamos de la moneda, pero no está China. George Bush quiere modificar su posición sobre el clima, pero a condición de que los países emergentes la modifiquen », concluyó.; y es que un estudio del Pricewaterhouse Coopers, publicado en marzo, « El Mundo en 2050″, indica que pronto las 7 economías con mayor crecimiento serán Brasil, Rusia, la India y China, así como México, Indonesia y Turquía, cuyo Producto Interior Bruto (PIB), sobrepasará el 50% de los actuales países del G7.

El BM, que ahora no presiona a los EUA para imponer sus programas de ajuste, como lo hizo con México y Argentina en el pasado,  ha responsabilizado del aumento de los precios de los alimentos al surgimiento de los biocarburantes. Según un extracto de un informe del BM, elaborado en abril, aún sin publicar, al cual el diario londinense « The Guardian » (http://www.guardian.co.uk/environment/2008/jul/03/biofuels.renewableenergy), accedió y publicó recientemente, después de 2002 se ha producido un incremento de 140% en los precios de una canasta de productos alimenticios que monitorea, siendo los biocarburantes responsables del 75% de esta alza, en tanto que el 15% restante, correspondería al alza de los precios de la energía y de los fertilizantes. De acuerdo a este artículo, el BM habría evitado publicar el informe para no afectar al gobierno de los EUA, quien sostienen que su efecto no va más allá de un 3%.

Sobre este tema, el presidente de Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva, al igual que la presidenta de Argentina, Cristina Fernández, han insistido en que no son los biocarburantes quienes están empujando los precios de los alimentos de origen agropecuario, sino la especulación en los mercados financieros, sacudidos por la crisis financiera de los EUA aún sin resolver. Antes de salir rumbo a la cumbre del G8 y del G5, Lula había señalado que « Brasil no acepta el argumento perverso que son los biocarburantes los que provocan la inflación de los precios de los alimentos ». Brasil es uno de los países que está produciendo masivamente biocarburantes a partir de la caña de azúcar desde hace varios años.

En contraparte, en la Reunión del G8, George W. Bush ha insistido en la necesidad de fortalecer el dólar y señalado que « los Estados Unidos creen en una política del dólar fuerte ». Con un déficit comercial que cada día se agrava más, que solo en bienes de consumo es superior a 72.9 mil millones de dólares y una inversión extranjera directa que en el 2006 llegaba a 236.7 mil millones de dólares y en el 2007 se reducía a 232.8 mil millones; a los EUA les cuesta trabajo aceptar que su economía y su moneda han sido superadas por la historia, que el señorío del dólar ha terminado, que seguirá devaluándose hasta llegar a su verdadero valor y su economía dejará de vivir del ahorro externo, superada ya por la economía china, cuyo banco central posee la mayor cantidad de los bonos del tesoro emitidos por la Reserva Federal (FED) y en consecuencia, el control sobre el destino de su economía.

Evidentemente, no se puede diseñar el futuro del mundo sin invitar a discutir sobre ello a los países involucrados. Japón ha querido satisfacer a todos y ha insistido en la necesidad de que los EUA acepten las metas de emisiones de gases que provocan el efecto invernadero, previstas en el Protocolo de Kyoto, que caduca en el 2012, si China y la India lo hacen también, sin embargo, estos países insisten que son los países ricos quienes deben hacerse cargo del mayor volumen de las reducciones. De este modo, han surgido nuevos países en la palestra mundial, que no se pueden obviar y reuniones como la del G8, están conduciendo hacia la reestructuración de los organismos multilaterales como la Organización de las Naciones Unidas (ONU), bajo la cual deberán discutirse los temas que ponen en riesgo la estabilidad economíca y social del planeta hoy.

* Masood Ahmed, Lawrence Summer, Informe sobre la crisis de la deuda, en su décimo aniversario, Finanzas & Desarrollo, FMI, Washington, DC, EE. UU, septiembre 1992.

 

Artículo del Jueves 8 de Julio Números Claros

Publié dans Non classé | Pas de Commentaire »

12345...18
 

Le Blog du Club Social |
eleve des francs-bourgeois ! |
La vie autrement |
Unblog.fr | Créer un blog | Annuaire | Signaler un abus | mon monde , mes poemes
| LAVERIE DIJON 115 BIS AVENU...
| bloG-NotE