• Sondage

    Para qué un país debe realizar una reforma energética?

    Voir les résultats

    Chargement ... Chargement ...
  • Auteur:

    Enfoque Global

Especulando sobre la salud de la economía mexicana

Posté par Enfoque Global le 30 mai 2014

NÚMEROS CLAROS

La especulación sobre la salud de la economía mexicana continúa. Antes y después de haberse dado a conocer que la tasa de crecimiento de la economía durante el primer trimestre de este año fue de sólo 1.8%, se sigue especulando sobre el estado real de la economía nacional; y al menos que se estén ocultando las cifras reales sobre el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) o se estén maquillando las que han salido al público, nada indica que la economía esté en recesión, tal como lo estuvo en 2009.

En la XII Reunión de Investigación Demográfica en México « A 40 años: ¿la familia vive mejor? », el presidente del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), Eduardo Sojo Garza Aldape, señaló que la información estadística y geográfica, los avances en la generación y el manejo de la misma, deben ser puestos a disposición de la población y sus instituciones, ya que en una democracia es indispensable que todos tengan el mismo acceso a la información oficial, porque al final, ésta tiene las características de un bien público, con lo cual coincidimos muchos economistas, sin ello estaríamos sometidos a la dictadura de la desinformación.

En 2009, después que estalló la crisis inmobiliaria en los Estados Unidos en 2008, la economía nacional cerró el año con una tasa de crecimiento del PIB negativa de -1.12%; posteriormente continuó hundiéndose en la recesión durante los trimestres siguientes de 2009, registrando caídas sucesivas de -5.23%, -7.94%, -4.57 y -1.04%, sucesivamente. Con ello, luego de dos trimestres sucesivos con tasas de crecimiento negativas, la economía estaba en la fase recesiva del ciclo económico de las economías capitalistas.

Ahora, al menos con la información publicada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), no es el caso. La economía mexicana creció en los cuatro trimestres de 2013 a tasas promedio anuales de 0.6%, 1.6%, 1.4% y 0.7%; mientras que en este primer trimestre de 2014 lo ha hecho en 1.8%; todas ellas tasas de crecimiento positivas, que si bien revelan las dificultades de una economía inmersa en la crisis económica internacional del sistema capitalista mundial, no indican que esté entrando en recesión, sólo muestran la incapacidad de crecimiento de una economía con la actual política macroeconómica que continúa siguiendo, apostando todo a las exportaciones y dejando de lado el consumo interno.

El actual escenario macroeconómico de la economía mexicana no es tan preocupante como sí lo fue en 1994, año en que estalló la crisis de los « errores de diciembre ». El año previo a la crisis si el déficit en su cuenta corriente de la balanza de pagos, en porcentaje del PIB, fue de 4.7% y la tasa de crecimiento del PIB de 1.94%. Un déficit marcado por pagos de deuda, fundamentalmente.

Ahora, el Banco de México (Banxico) ha informado que el déficit en el primer trimestre de 2014 equivalió al 1.5% del PIB, inferior al último periodo de 2013. En términos absolutos, el déficit fue de 4,533 millones de dólares, monto menor a los 7,545 millones de dólares registrados en el cuarto trimestre de 2013, cuando el porcentaje respecto al PIB fue de 2.3%.

Mientras que, aún cuando la tasa de crecimiento del PIB en 2013 fue de 1.06%, menor al 1.94% de 1993, este lento crecimiento de la economía mexicana se produce en un escenario recesivo de las economías desarrolladas, afectadas por el sobreendeudamiento, las cuales se han visto obligadas a reducir sus importaciones, deprimiendo las exportaciones de México, país que ha centrado todas sus esperanzas de crecimiento y desarrollo en el sector externo de su economía, olvidando la demanda interna de la economía, que se ha traducido en más desempleo y mayor pobreza.

Por otra parte, si bien a finales de enero de 1994 las reservas internacionales habían superado los 26 mil 273 millones de dólares y la tasa promedio de los Cetes a 28 días era de 10.52%, con el objeto de retener los capitales, el pasado 23 de mayo las reservas de México sumaban 187 mil 275 millones de dólares, por mucho superiores a los 6 mil 148 millones de dólares que contabilizaban las reservas en diciembre de 1994.

Lo que si es un hecho, a pesar de que el gobierno trata de informar que todo marcha bien en la economía mexicana, es que la inversión extranjera total disminuyó al menos en 5 mil 17 millones de dólares en 2013, respecto a 2012. Aún cuando la Inversión Extranjera Directa (IED) aumentó en mil 440 millones de dólares, la de cartera se contrajo en 6 mil 457 millones de dólares, de acurdo a los resultados de la Balanza de Pagos.

Aún cuando la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) en su reporte anual « La Inversión Extranjera Directa en América Latina y el Caribe 2013″, publicado ayer jueves, indicaba que México recibió el año pasado 38 mil 286 millones de dólares por concepto de IED, en realidad el BANXICO había dicho que sólo habían entrado 18 mil 663.6 millones de dólares; al margen de ello, ésta sólo representa el 27% del total, el resto es inversión de cartera que puede salir en cualquier momento del país, impactando la estabilidad de un peso sobrevaluado en más de un 25% respecto al dólar; que si bien las reservas pueden defenderlo ello significaría tirar el ahorro a los especuladores.

No se vislumbra un escenario de crisis de la economía a corto plazo, sin embargo, la crisis económica internacional, la cual se refleja en México en la reducción de las exportaciones, menor empleo y crecimiento, mayor inseguridad y violencia, pudieran arrastrar al país a un clima de más violencia social en el mediano plazo, en la medida en que los efectos de las reformas económicas aprobadas en 2013, no se reflejen en mayor empleo e ingresos para los hogares.

Publié dans Análisis Económico de Coyuntura | Pas de Commentaire »

Una política económica sin rumbo hunde la economía nacional

Posté par Enfoque Global le 30 mai 2014

NÚMEROS CLAROS

Las discrepancias con las reformas económicas aprobadas en 2013 las hemos planteado en esta columna durante los últimos meses. Ahora, el lento crecimiento de la economía mexicana durante 2013 y el primer trimestre de 2014, han traído a la discusión el carácter de las reformas y los cuestionamientos a un modelo de desarrollo económico seguido por México en los últimos cuatro sexenios y el que va de este.

Durante el sexenio del presidente Carlos Salinas de Gortari, se realizaron transformaciones sustanciales a la economía y, culpando al Estado de ineficiente, corrupto y a sus empresas de responsable de su endeudamiento, se privatizaron éstas y se cedió a la iniciativa privada la función de impulsar las inversiones productivas, la creación de empleo y el crecimiento económico.

    El Estado se replegó y abandonó su función reguladora de la economía, su función de dirección y rectora del crecimiento económico del país; apostando por el libre comercio y las exportaciones, como el mejor medio para generar riqueza en el país; lo que equivale a explotar los recursos naturales, trastornarlos y exportarlos, para con ello crear empleos, ingresos en las familias y estimular el consumo interno. Así fue que México se convirtió en el rey de los Tratados de Libre Comercio, en los que vio la panacea de su desarrollo futuro.

Al presidente Ernesto Zedillo Ponce de León, de tocó lidiar con la crisis de los « errores de diciembre ». Las medidas de política económica adoptadas, materializadas en los programas de ajuste y estabilización, pactados con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y con los Estados Unidos, no tenían otro objetivo que restablecer los equilibrios macroeconómicos, reducir el gasto público y garantizar la generación del ahorro, de los recursos financieros suficientes para el pago de la deuda pública, abatiendo la inflación y estabilizando la paridad del peso frente al dólar, vapuleado por la fuga de capitales y la falta de credibilidad en México.

Sin temor a equivocarnos, hemos afirmado en esta columna que la administración de los gobiernos del Partido Acción Nacional (PAN), desde finales del año 2000 hasta finales del 2012, sólo se encargaron de administrar el país y su economía, esperando que volviera el Partido Revolucionario Institucional (PRI) a Los Pinos.

El presidente Vicente Fox, atemorizado por realizar cambios y reformas, bajo el miedo de que el país se derrumbara, optó por evitar hacer cambio y mejor dedicarse a administrar lo que había heredado del PRI. Tanto fue el miedo del presidente Fox que, aún cuando los ciudadanos deseaban ver cambios en la estructura administrativa del aparato del Estado, él prefirió gobernar con los cuadros del PRI durante más de la mitad de su gobierno y los cambios de titulares de dependencias y delegados fueron tímidos.

A excepción de algunos secretarios y subsecretarios, dejó intacta la estructura administrativa del gobierno de más de 70 años en poder del PRI. Cuando se atrevió a realizar cambios, terminó por destruir uno de los mejores pilares del Estado Mexicano: su Política exterior; dejando a la zaga a México en América Latina y el Caribe, rompiendo una tradición histórica de la política mexicana hacia el mundo y poniendo a México de lacayo de los intereses de los Estados Unidos, lo que se puso de manifiesto en la Cumbre de Las Américas de Mar del Plata, Argentina, en 1985.

El ex presidente Felipe Calderón, pretendió asumir el poder y llegó con cientos de jóvenes a experimentar con el país. La mejor prueba de ello fue el desprecio por los mejores cuadros del PAN, como Carlos Medina Plascencia; Fauzi Handal; Javier Corral Jurado; Santiago Creel Miranda; Javier Usabiaga Arroyo, entre otros, y la invención de un hombre que nunca estuvo hecho para ser secretario, ni presidente, ni siquiera dirigente nacional de su partido: Ernesto Cordero, un político virtual, que si no fuera por las candidaturas plurinominales jamás habría llegado a ser Senador. Así, el presidente Calderón, estuvo más ocupado en controlar su partido que en modificar el rumbo de la economía y continuó administrándole.

En este espacio, durante estos años, habíamos dicho que urgían cambios en la política económica, que era necesario dejar de ver a los Estados Unidos como el único mercado del mundo y era urgente diversificar los mercados de exportación, pensar en América Latina y China. Pero también, cuando comenzó a reducirse la demanda de las exportaciones mexicanas por la crisis iniciada en 2008, observando lo que China estaba haciendo para compensar las perdidas de sus exportaciones, señalamos la urgencia de estimular el consumo interno para evitar una caída en la producción, lo cual no se hizo.

Hoy el debacle de la economía es indiscutible. El gobierno del presidente Enrique Peña Nieto había proyectado crecer en 3.9% en 2014; 3.8% en 2015; 3.7% en 2016; 3.6% en 2017 y 3.5% en 2018 y 2019. Pero pese a ello, ahora el Secretario de Hacienda y Crédito Público, Dr. Luis Videgaray, afirma que en 2015 la economía crecerá no en 3.8%, como lo habían planeado, sino en 5%, el panorama de la economía nacional se ve sombrío.

El crecimiento de 1.8% del Producto Interno Bruto (PIB) en el primer trimestre de este año, sólo muestra la debilidad de una economía sin rumbo, la cual en 2013 creció a tasas promedio anuales, trimestrales, de 0.61%; 1.59%; 1.39% y 0.67%; crecimiento que si bien es mayor al de los trimestres anteriores, indica que bajo un entorno económico internacional adverso, donde sus principales socios tratan de solucionar sus desequilibrios, difícilmente podrá alcanzar la nueva meta de 2.7%, establecida para 2014 por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Las medidas de política económica deben adecuarse a la realidad que vive una economía, a su realidad interna y externa, nunca a los deseos de un gobierno, pues la realidad supera cualquier deseo por fuerte que este sea. El mundo ha cambiado y si bien no ha sido posible diseñar un nuevo orden económico internacional, con nuevas reglas para los mercados financieros y los movimientos de capital, con un nuevo pacto monetario saludable para todos los países, sí es preciso cambiar un modelo económico basado sólo en la función productiva del sector privado y en las exportaciones. Es preciso que el Estado retome su función reguladora de la economía y que vea en el mercado interno un instrumento para avanzar en la lucha contra la pobreza, incorporando productivamente a los más de 33 millones de mexicanos que no tienen un empleo formal, prestaciones sociales ni ingresos suficientes para vivir.

Vencer la pobreza en México no se puede realizar otorgando dinero a los pobres, sino con instrumentos para reincorporarlos a las actividades productivas del país, para aumentar los ingresos de los hogares y hacer que incidan sobre la demanda global de la economía. No se trata de hacer de nuevo que el Estado se convierta en un empresario, sino de hacer del Estado el responsable de la dirección de la economía, el responsable de definir un nuevo rumbo de desarrollo del país y, a través de sus instrumentos; incidir en los diferentes sectores de la economía para alcanzar sus objetivos, los que no pueden ser sólo tasas de crecimiento, sino el bienestar de todos los mexicanos, expresado en la reducción de la delincuencia y la inseguridad.

    No creo que abrir el sector energético nacional a la inversión privada, constituya en si mismo, una estrategia de desarrollo, no. Tampoco considero que la reforma financiera vaya servir para potenciar el crédito y las inversiones, sino solamente para dar mayor seguridad al capital para recuperar su cartera vencida; o que la de las telecomunicaciones permitan bajar los precios y mejorar la calidad de los servicios que se brindan.

Ni considero que la reforma hacendaria vaya terminar con la evasión y alusión fiscal, ni con la informalidad. Estas reformas aprobadas, las veo desarticuladas, sin formar parte de una estrategia de desarrollo para México a mediano o largo plazo, otra que no sea vender al país, o lo que queda de él, al mejor postor; en beneficio de la clase política en turno y en detrimento del bienestar de la mayoría de los mexicanos, pese al clientelismo político ganado gracias a los programas de SEDESOL.

Publié dans Análisis Económico de Coyuntura | Pas de Commentaire »

Crisis, desempleo y el recurso de la guerra

Posté par Enfoque Global le 9 mai 2014

Crisis, desempleo y el recurso de la guerra

http://www.libertas.mx/revista/enlinea/hojas/45.pdf …

http://www.libertas.mx/revista/enlinea/hojas/46.pdf …

 

http://www.libertas.mx

Publié dans Análisis Económico de Coyuntura | Pas de Commentaire »

¿Está en recesión la economía mexicana?

Posté par Enfoque Global le 9 mai 2014

Se dice que una economía está en recesión, es decir, que avanza hacia un estancamiento de la economía y por lo tanto a una crisis, cuando en tres trimestres consecutivos presenta tasas de crecimiento negativas. En los Estados Unidos, el “Bureau of Economic Research”, define como recesión económica, el decrecimiento continuo de la actividad económica por dos o más trimestres sucesivos.

La economía mexicana, durante el cuarto trimestre de 2008 entró en un periodo recesivo. Las tasas de crecimiento del Producto Interno Bruto en el cuarto trimestre de 2008 y en los 4 trimestres de 2009 fueron de -1.12%; -5.23%; -7.94%; -4.57 y -1.04%, respectivamente; por lo que, debido a la prolongación de ese periodo con tasas de crecimiento negativas de la economía, entró a una fase de depresión económica, donde el consumo como la inversión registraron tasas de crecimiento negativas, afectando el empleo y los ingresos de los hogares.

El secretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Luis Videgaray, acaba de afirmar que la economía nacional no está en recesión, como no lo estuvo en 2013, y tiene razón. Es verdad que la economía mexicana ha mostrado un lento crecimiento; en los últimos tres trimestres de 2013 lo hizo  a un ritmo promedio anual de 1.59%, 1.39% y 0.67%, pero esas tasas no son negativas, sólo hablan de un desempeño mediocre de la economía, de un lento crecimiento de la inversión, el consumo y las exportaciones, claves en la creación de empleo.

En 2013, el consumo creció a tasas promedio anuales de 1.63%, 3.41%, 2.79% y 1.58%, respectivamente; mientras que la inversión lo hizo en -0.94%, 0.81%, -3.71% y -3.04%. En tanto que las exportaciones presentaron tasas de crecimiento promedio anuales de -4.50%, -1.84%, 5.63% y 6.71%, mostrando que el instrumento que durante muchos años había sido el motor del crecimiento de la economía estaba en problemas, en correspondencia con los efectos de la crisis sobre las economías desarrolladas, de los Estados Unidos, Canadá y de la Unión Europea fundamentalmente, principales socios comerciales de México, los que han contraído la demanda de productos mexicanos.

Estos indicadores no indican que México esté en recesión, aunque, de comenzar a registrar tasas de crecimiento negativas en este primer trimestre de 2014 o en el segundo, podríamos decir que estaría entrando en la fase de recesión. Pero el desempeño de la economía en 2013, sin duda, explica porque el número de trabajadores de la economía informal ha superado los más de 33.5 millones, de una Población Económicamente Activa (PEA) de 52.7 millones de hombres y mujeres en edad y condiciones de trabajar.

La economía mexicana no está en recesión, pero sin duda, la realidad del contexto económico global y de la crisis económica internacional, se está imponiendo a los deseos del Gobierno Federal, no sólo del Poder Ejecutivo, sino del Legislativo que aprobó las medidas de política económica propuestas por el presidente Enrique Peña Nieto (el Paquete Económico 2014). Quizá esa es la razón de los nuevos ajustes a la baja de las expectativas de crecimiento de la Secretaría de Hacienda y el Banco de México.

El futuro de la economía mundial, bajo la crisis económica internacional que estalló en 2008 y aún sin resolver, es tan incierto, que con el fin de seguir estimulando el crecimiento, el Banco Central Europeo dejó esta semana su principal tasa de interés en 0.25%. Igual ha hecho la Reserva Federal (FED) de los Estados Unidos, que aún cuando ha bajado a sólo 45 mil millones de dólares la compara de activos este miércoles, su tasa de interés continúa en su récor histórico más bajo de  0.25%.

Por su parte, la Junta de Gobierno del Banco de México continúa manteniendo en 3.5% su tasa de interés, aún cuando los bancos comerciales cobren a los usuarios del crédito tasas superiores al 50%, lo que es cuestionable en el país, pues todo parece indicar que los bancos están saqueando la riqueza y multiplicando sus ganancias, sin que el crédito tenga un impacto evidente en la inversión y en el incremento del consumo, que pudiera servir para sustituir el lento incremento de las exportaciones, por la contracción de la demanda externa.

Números Claros

9 de mayo 2014.

Publié dans Análisis Económico de Coyuntura | Pas de Commentaire »

Prisa de los legisladores en México

Posté par Enfoque Global le 4 avril 2014

Más rápidos que una bala, más fuertes que una locomotora,…Son pájaros, son aviones, no… ¡son los Súperlegisladores mexicanos!. En el último mes del actual periodo extraordinario de sesiones del congreso mexicano, y en un mes atípico por las vacaciones de semana santa, diputados y senadores pretenden aprobar modificaciones a más de 50 leyes secundarias, además de nombramientos en organismos autónomos, después de la aprobación de las reformas de 2013.

 

Los legisladores no parecen contar con el tiempo apropiado para estudiar, discutir y aprobar las reformas a las leyes secundarias, ni estar dispuestos a ir a un periodo extraordinario de sesiones. Pero tampoco parecía que fueran capaces de aprobar las reformas en 2013 en tiempo récord y al final, todos los mexicanos vimos como unos cuantos “sabios” lograban imponer sus propuestas, las cuales eran votadas por el “Bronx” de las cámaras, sin importar su contenido ni la esencia de las mismas, se trataba de acatar la consigna de votar. Por ello los posicionamientos de algunos de los diputados eran burdos y absurdos, sin fundamentos.

 

Tener tiempo para estudiar, reflexionar y discutir, parece ser “un peligro para el país”, como decía el expresidente Calderón, quizá por eso los partidos y los legisladores que aprobaron las reformas, son enemigos del estudio, del análisis y la discusión, prefiriendo no contar con tiempo para aprobar lo relevante para la vida política, económica y social del país, para poder imponerla. Sin duda esa lógica es una ofensa para los ciudadanos y para una democracia en construcción, la cual deberá cambiar tarde o temprano, para que no se instituya como una práctica parlamentaria.

 

Los temas relevantes para esto que queda del mes, parecía ser realizar los nombramientos del nuevo Instituto Nacional Electoral (INE) que sustituye al Instituto Federal Electoral (IFE) y las leyes secundarias en materia de telecomunicaciones y energía, los cuales, en mi opinión, requieren más que unos días apresurados, que irán entre discusiones y reservaciones de hoteles y aviones de los legisladores, pues sus vacaciones son intocables, como sus bonos y dietas.

 

Por lo pronto, el pleno de la cámara de diputados aprobó este jueves por 417 votos a favor, 41 en contra y 4 abstenciones, el nombramiento de los 11 integrantes del Consejo General del INE, en sólo 2 horas de discusión, y dónde Lorenzo Córdova Vianello fue elegido consejero presidente del INE, ratificándolo de ese modo, pues desde el 8 de enero pasado se encontraba al frente IFE. Córdova es un abogado que ha trabajado como investigador en el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), que en 2010 se desempeñó en el senado como Secretario Técnico del grupo de trabajo sobre la reforma política y desde 2011 era consejero del IFE.

 

La realidad de México en este proceso la describieron ayer jueves los diputados del Movimiento Ciudadano, Ricardo Monreal y Ricardo Mejía Berdeja, quienes acusaron a los principales partidos de haber seleccionado los consejeros en base a un reparto de cuotas, lo cual contraviene cualquier principio democrático; pero a la vez, la falta de neutralidad de los consejeros, condicionara los resultados de las próximas elecciones y cuestionará su trabajo, ante el nacimiento de INE con escaza autonomía formal de los partidos.

 

Siendo así las cosas, ¿qué pueden esperar los ciudadanos de la futuras las leyes secundarias de las reformas aprobadas en 2013? Evidentemente, sí ya éstas están pactadas y hechas a modos de los intereses de las empresas y de los grupos de poder existentes en el país, lo que viene será, sin duda, sólo un show más y una burla a una democracia que sigue intentando sobrevivir, para evitar que la desaparición de causes democráticos abra el paso a movimientos armados en contra del Estado.

Vese en Actualidades México

Publié dans Análisis Económico de Coyuntura | Pas de Commentaire »

Las leyes secundarias de las reformas ¿Discusión o Simulación?

Posté par Enfoque Global le 4 avril 2014

 

“El Estado, cuando quiere iniciar una acción poco popular, crea preventivamente, la opinión pública adecuada, esto es, organiza y centraliza ciertos elementos de la sociedad civil [...] La opinión pública es el contenido político de la voluntad política pública que podría ser discordante: por eso existe la lucha por el monopolio de los órganos de la opinión pública; periódicos, parlamento, de modo que una sola fuerza modele la opinión y con ello la voluntad política nacional, convirtiendo a los disidentes en un polvillo individual e inorgánico.”

 

Antonio Gramsci.

 

Abril es un mes complicado para los legisladores en México. Es el mes en que los diputados y senadores inician el último mes del periodo ordinario de sesiones, por lo que será misión imposible que con sumo cuidado y atención puedan aprobar las leyes secundarias de las reformas aprobadas en 2013, salvo que ya les hayan hecho el trabajo y sólo asistan para votarlas, tal como hicieron con las reformas aprobadas, donde el propio Senador Corral, el m ilustre de los panistas, se sorprendió en la sesión donde se aprobó la reforma energética, pues él no conocía las propuesta que llevaran a comisiones, previa a la plenaria.

 

Los legisladores tienen la ardua tarea de sacar en este mes modificaciones a más de 50 leyes secundarias, amen de los nombramientos previstos para poner en marcha o normalizar los organismos autónomos. Las leyes secundarias en materia de telecomunicaciones y energía, además del Instituto Nacional Electoral (INE), quizá son el plato fuerte de este último mes del periodo ordinario de sesiones actual; nada fácil, por lo que sí de verdad quieren darle al país certidumbre deberían ir a un período extraordinario y no aprobar a la ligera o por mayoría de votos las leyes reglamentarias, permitiendo que todos hagan su trabajo y buscar consensos al menos en las leyes secundarias de las reformas.

 

Dejar que las tareas de los legisladores se acumulen sólo puede conducir a que al final, de manera precipitada, como lo vimos por televisión, se aprueben a la ligera leyes que afectan la vida de los ciudadanos y de las empresas, haciendo del trabajo legislativo una farsa, ante la impotencia de los ciudadanos que no los pueden remover, pues la reforma política aprobada no sólo ha encumbrado a los legisladores sino que los ha dejado fuera del alcance de los ciudadanos, quienes no puede castigar a los legisladores que hacen mal su trabajo, pues los partidos los pueden seguir metiendo en las listas plurinominales y perpetuarlos en el poder por 12 años consecutivos.

 

El senado ha informado que en los próximos días se aprobará la legislación en materia de Competencia Económica, la cual pretende mejorar los productos y servicios de consumo, dándole a los emprendedores un nuevo apoyo, a fin de impulsar la creación de empleo y estimular el crecimiento económico, según el senador Emilio Gamboa Patrón.

 

Algo que parece sensato, es la idea esbozada por el senador Gamboa, de que la nueva legislación prevé facultar al Poder Ejecutivo del gobierno federal, para que imponga límites máximos a los precios de los bienes y servicios, en los mercados donde no existan condiciones de competencia. Quizá ahora, con un buen regulador y neutralizando la corrupción, los consumidores puedan tener acceso a bienes (productos y servicios) de mejor calidad y a precios más razonables, en mercados donde la oferta y demanda no pueden funcionar correctamente.

 

Sí como dicen los senadores Javier Lozano Alarcón y Graciela Ortiz González, en este mes las comisiones de Comunicaciones y Transportes, de Radio, Televisión y Cinematografía y de Estudios Legislativos, ya definieron la ruta de trabajo para aprobar la legislación secundaria en materia de telecomunicaciones y radiodifusión, informaron, entonces abril, o lo que queda de él, será el mes de las telecomunicaciones únicamente, un tema tan complicado no puede requerir de una semana para tratarlo; por lo que el resto de las leyes secundarias deberán esperar hasta el próximo periodo ordinario y 2014 se irá entre vacaciones y simulaciones de trabajo, o entre discusiones y sesiones extraordinarias para hacer de las leyes secundarias de las reformas, lo que no fueron las discusiones de ellas en 2013.

Contexto Económico Global:

http://www.effeta.info/blog/author/jose_luis_ortiz/

Publié dans Análisis Económico de Coyuntura | Pas de Commentaire »

CELAC: Latinoamérica enfrentada al despotismo de los Estados Unidos

Posté par Enfoque Global le 31 janvier 2014

CELAC: Latinoamérica enfrentada al despotismo de los Estados Unidos dans Análisis Económico de Coyuntura d550358a88f211e3842312b392e636d3_8

El miércoles 29 concluyó en La Habana, Cuba, la II Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), la cual se efectuó bajo el lema: “La lucha contra la pobreza, el hambre y la desigualdad” y a la que acudió el presidente Enrique Peña Nieto. La Cumbre había iniciado el día anterior, durante el 161 aniversario del natalicio del Héroe Nacional de Cuba, José Martí, quien en su lucha por la independencia de Cuba y la unidad de América Latina y el Caribe señalara: “Injértese en nuestras repúblicas el mundo; pero el tronco ha de ser el de nuestras repúblicas”.

La mayoría de los medios internacionales anglosajones ignoraron esta Cumbre, sólo algunos se atrevieron a publicar unos renglones al respecto. USA Today publicó un artículo el 26 de enero titulado “LatAm summit in Cuba focus on poverty, inequality”, para informar de la Cumbre. Mientras que el 28 de ese mes, Los Angeles Times publicaban otro titulado “Cuba hosts Latin American and Caribbean Summit”, refiriéndose al inicio de la Cumbre, donde reseñaba las palabras del presidente de Cuba, Raúl Castro, al inaugurar la Cumbre y enfatizaba que se reunían todas las naciones del Hemisferio Occidental, sin los Estados Unidos (EE.UU.) y Canadá.

Luego de concluir la Cumbre, el 30 de enero algunos medios internacionales daban cuenta de la Cumbre de la CELAC. La BBC de Londres, informaba en una nota titulada “Cuba asserts American vision without US”, que Cuba se había convirtió en el punto focal de América Latina y el Caribe al realizar la Cumbre de la CELAC que reunió durante dos días a los 33 mandatarios de América Latina y el Caribe, en “una comunidad formada expresamente para excluir los EE.UU. y Canadá”, señalaba, precisando que había sido un “triunfo político para el gobierno de Cuba después de décadas de una política de los EE.UU., destinado a aislar a la isla de un gobierno comunista”, pues la Cumbre se efectuaba “cuando la Unión Europea había confirmado medidas para normalizar las relaciones con La Habana, después de un largo enfrentamiento”, precisaba.

Swissinfo, señalaba en su página en esa misma fecha en un artículo titulado: “Pese a diferencias, líderes latinoamericanos prometen integración contra pobreza”; mientras que el diario de los negocios francés “Les Echos”, publicaba un artículo titulado “Amérique Latine: la Celac proclame la région zone de paix” y hablaba de que la Cumbre de la CELAC reunía a los 33 países latinoamericanos y caribeños sin la presencia de los EE.UU. y Canadá, resaltando las principales resoluciones de la reunión de mandatarios. Le Monde, en un artículo escrito por Par Paulo A. Paranagua, titulado: “Cuba joue la carte de l’intégration latino-américaine”, minimizaba la Cumbre para presentarla como una maniobra del gobierno de Cuba.

Pero lo peor vino después, cuando la  portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki, una mujer ligada a los demócratas desde 2001 y a John Kerry, declaró a la Agencia EFE: “Estamos decepcionados de que la CELAC, en su declaración final, traicionó la dedicación a los principios democráticos a la que se ha comprometido la región, al abrazar el sistema de partido único en Cuba… Urgimos a los miembros de la CELAC a demostrar claramente su apoyo al derecho a la asamblea pacífica y a la libertad de expresión en todo el continente de las Américas, particularmente inexplicable para una organización cuyo supuesto apoyo a la democracia y los derechos humanos quedó expresado en la declaración de Santiago de Chile, en enero de 2013… EE.UU. considera, especialmente desalentador e inconsistente que la CELAC decidiera aceptar sin cuestionarlas, las acciones represivas de su anfitrión para impedir a sus ciudadanos expresar pacíficamente sus aspiraciones democráticas”.

Nada más vil y burdas declaraciones neocoloniales e imperiales de la portavoz del Departamento de Estado de los EE.UU., expresando el desagrado del gobierno estadounidense por los avances de este bloque regional latinoamericano, del cual ha sido excluido, viendo en él una amenaza latente para la Organización de los Estados Americanos (OEA), cada vez más obsoleta para los países de América Latina y el Caribe, la cual está destinada a su modernización o su desaparición, debido a las incongruencias que el presidente de Ecuador, Rafael Correa, se encargó de enumerar durante su intervención en la Cumbre.

Lamentablemente, al concluir estas líneas, salvo las declaraciones al respecto del presidente de Venezuela, no hay una declaración formal de la CELAC. Creada en México durante la Cumbre de la Unidad de América Latina y el Caribe, el 23 de febrero de 2010, apoyada a regañadientes y la inercia por el presidente Felipe Calderón entones, la CELAC es el resultado de la convergencia de la Cumbre de América Latina y el Caribe sobre Integración y Desarrollo (CALC) y el Mecanismo Permanente de Consulta y Concertación Política, Grupo de Río.

En los últimos cincuenta años del Siglo XX, durante la primera oleada integracionista, en América Latina y el Caribe se crearon diversos mecanismo regionales y subregionales de integración, entre los cuales destacan la Asociación Latinoamericana de Libre Comercio (ALALC); la Asociación Latinoamericana de Integración (ALADI); el Sistema Económico Latinoamericano y del Caribe (SELA); la Comunidad Andina de Naciones (CAN); el Mercado Común del Sur (MERCOSUR); el Mercado Común Centroamericano (MCCA); el Sistema de la Integración Centroamericana (SICA) y la Secretaría de Integración Económica Centroamericana (SIECA); la Comunidad del Caribe (CARICOM); la Organización Latinoamericana de Energía (OLADE); la Asociación de Estados del Caribe (AEC); la Organización de Estados del Caribe Oriental (OECS); la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) de la Organización de las Naciones Unidas; la Secretaría General Iberoamérica (SEGIB); el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA); Instituto para la Integración de América Latina y el Caribe (INTAL), entre otros. Así como el Banco de Desarrollo de América Latina o Corporación Andina de Fomento (CAF); el Banco Interamericano de Desarrollo (BID);  el Fondo Latinoamericano de Reservas (FLAR).

Luego, en una segunda oleada surgieron el Plana Puebla-Panamá, que luego se convirtió durante el gobierno del presidente Felipe Calderón en el Proyecto Mesoamérica; la Iniciativa para la Integración de la Infraestructura Regional Suramericana (IIRSA); el Fondo Financiero para el Desarrollo de la Cuenca del Plata (FONPLATA); la Unión de Naciones Sudamericanas (UNASUR); la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América y el Caribe-Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP); PETROCARIBE; la Alianza del Pacífico y Caminos Hacia la Prosperidad en las Américas, estos dos últimos surgidos después de 2008.

En la base del proceso de integración regional actual, está el expresidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, quien en diciembre de 2008 convocó la primera Cumbre de la CALC, en Salvador, Bahía, Brasil, despertando nuevas expectativas sobre la unidad latinoamericana, la que aspiraba sellar en el Congreso de Panamá de 1826 el Libertador Simón Bolívar. Tanto el presidente Hugo Chávez, como Néstor Kirchner en Argentina, Rafael Correa en Ecuador, Zelaya en Honduras y Daniel Ortega en Nicaragua, fueron grandes animadores de esta idea de Lula, la cual fue tomando forma en conversaciones con Hugo Chávez y Correa, lo que derivó, incluso, en apoyar la idea del presidente de Brasil para crear el Banco del Sur, como parte de las reservas de los bancos centrales, para constituir un fondo monetario y una banco de desarrollo, a fin de dejar de alimentar al Fondo Monetario Internacional (FMI).

Pero el camino de la integración latinoamericana no está exento de intrigas. Recordemos que en 1822, Bolívar invitó a México, Perú, Chile y Argentina a formar junto con Ecuador, Bolivia, Colombia y Venezuela, una Confederación, la que debió surgir del Congreso de Panamá en 1826. Fueron las intrigas y la discordia, las que hicieron que sólo acudieran representantes de la Gran Colombia, México y Centroamérica, frustrándose la unida.

Después de 192 años de aquel fracaso, las divergencias ideológicas, envidias, enemistades, conflictos, rencores ancestrales y visiones sobre la integración regional continúan subsistiendo. Una de estas, encerrada en los pasillos de la Cancillería mexicana, es pensar que con el apoyo de México a la integración real y definitiva, el país le estaría haciendo “el caldo gordo” a Brasil y Venezuela; ésta es la explicación de la ambigüedad mexicana y la doble cara frente a la integración latinoamericana.

Por un lado, para evitar perder la hegemonía en la región, apoya la integración e impulsa el Proyecto de Integración y Desarrollo de Mesoamérica, el que desde 2012 se ha convertido en un mecanismo de cooperación subordinado a la Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo, (AMEXCID) y por otro, impulsa la creación de la Alianza del Pacífico y Caminos Hacia la Prosperidad en las Américas, que en esencia constituyen una copia de lo que el Proyecto Mesoamérica venía haciendo en materia de integración.

Pero al margen de estas ambigüedades y del avance de Brasil como líder e interlocutor de América Latina, en estos años de ausencia de México, quien sigue viendo más al norte y olvidando el sur, y en un ambiente que no está exento de conflictos internos en los países, ni libre de disputas limítrofes e intrigas, los líderes de América Latina y el Caribe se reunieron en La Habana para hablar de unidad de nuevo, con nuevas voces e ideas, en un entorno internacional incierto por la crisis económica internacional y la profundización de la desigualdad que ha generado, pero sin soluciones creíbles, otras que no sean las monetarias, aplicadas por cada país sin ninguna coordinación alguna y con externalidades dudosas sobre las economías de cada país.

Si hablamos de intrigas, de odios, de hegemonías, de celos y envidias, sólo recordemos que luego del éxito de la integración de la Unión Europea, Estados Unidos lanzó la “Iniciativa para las Américas” el 7 de junio de 1990, de la que surgió la Cumbre de las Américas y que en la IV Cumbre de las Américas de Mar del Plata, Argentina, en el 2005, los Estados Unidos propusieron un Acuerdo de Libre Comercio de las Américas (ALCA), proyecto al que fue rechazado por la mayoría de los países latinoamericanos.

Tres años después, el ALCA resucitó en la “Iniciativa Caminos a la Prosperidad en las Américas”, surgida el 28 de septiembre de 2008 en Nueva York, bajo los auspicios del Departamento de Estado de los Estados Unidos y con el apoyo de Canadá, Colombia, Costa Rica, Chile, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Perú y la República Dominicana; buscando liberar el comercio y los flujos de inversión entres los estados miembros, bajo el disfraz de diálogo político y el interés de compartir experiencias, para promover el crecimiento inclusivo, la prosperidad y el desarrollo sostenible.

Aún más, en abril de 2011, a iniciativa de México y con la “Declaración de Lima”, surgió la Alianza del Pacífico, en un momento en que Colombia se aislaba de Latinoamérica en julio de 2010, cuando rompió relaciones con Venezuela y Ecuador. Chile, Colombia, México y Perú, conformaron este bloque comercial, hoy calificado de “motor del desarrollo de América Latina y con ello, México extendió a Suramérica su propuesta de integración, encapsulada en Centroamérica con el Proyecto. Hoy, entre los 20 países observadores, están listos para entrar: Estados Unidos; Canadá; Guatemala; Honduras; Rep. Dominicana; El Salvador; Costa Rica; Panamá; Paraguay; Uruguay; Ecuador; Corea del Sur; Japón; Australia; Nueva Zelanda; China; España; Francia y Turquía ¿De qué integración estamos hablando?

¿A quién le interesa honrar los acuerdos latinoamericanos para avanzar en la integración? En 2008, en el punto 4 de la Declaración de Salvador, Bahía, Brasil, de la CALC, que se ha mantenido en los documentos de la CELAC, los países se comprometían apoyaban “…la decisión de promover la articulación y la convergencia de acciones, por medio del intercambio de experiencias y la identificación de áreas de cooperación entre los distintos mecanismos de integración, sobre la base de los principios de solidaridad, flexibilidad, pluralidad, diversidad, complementariedad de acciones y participación voluntaria en las iniciativas consideradas”, esto es, trabajar para hacer converger a todos los mecanismos regionales y subregionales de integración en la CELAC, lo que no le importó a México y sus aliados y continuaron promoviendo la creación de nuevos mecanismos.

A menos de un mes de que se realice la Cumbre de Líderes de América del Norte, el próximo 19 de febrero en Toluca, Estado de México y se reúnan los presidentes de Estados Unidos y México con el primer ministro de Canadá, el presidente Enrique Peña Nieto deberá jugar con los intereses de los grupos de poder que desearían una asociación con los países del norte, lo que difícilmente sucederá y el interés de no perder su influencia en América Latina y el Caribe, cuya hegemonía cada vez dominan Brasil, Venezuela y Argentina.

Sin duda alguna, el gobierno reformista del presidente Peña Nieto se encuentra enfrentado a grandes disyuntivas ahora y si hablamos de reformas, una vez concluida la agraria anunciada, tendrá que iniciar una reforma profunda de la política exterior mexicana, la cual ha comenzado bien con la recomposición de las relaciones con Cuba, a quien le ha condonado el 70% de la deuda de US$478 millones, que fue el centro del conflicto de los dos gobiernos anteriores del PAN con la isla, razón para justificar su distanciamiento. Sellado por el grosero trato dado al presidente Fidel Castro en 2002, durante la Cumbre para la Financiación al Desarrollo de la Organización de las Naciones Unidas en Monterrey, conocido como: “comes y te vas”. Luego, los esfuerzos realizados por el Subsecretario para América Latina y el Caribe, Géronimo Gutiérrez, para superar las diferencias hubieran bastado, si el presidente Felipe Calderón hubiera deseado, pero no fue así.

Pero Cuba no resume la política exterior latinoamericana de México, cuyas relaciones fueron calificadas como históricas y fueron su baluarte, junto con la posición asumida durante el golpe de Estado en Chile y su política de asilo.  El presidente Peña Nieto continúa en manos de los hacedores de siempre de la política exterior de los últimos 12 años, por esa razón, mientras él asistía a hablar de sus reformas, como lo hizo en el Foro de Davos, Suiza, los presidentes de Ecuador, Uruguay, Bolivia, Venezuela y Cuba, proponían acciones para conformar una agenda y avanzar en la integración, cuando el presidente de México sólo veía en la CELAC un espacio de dialogo y llamaba a fortalecer el comercio.

Pareciera que el presidente de México es victima de las circunstancias con que ha llegado al gobierno y de los acuerdos del Pacto por México, lo que no le ha permitido diseñar su propia política exterior y poner al frente de ella a los cuadros de su partido, frustrando a muchos miembros del servicio exterior que esperaban ver cambio en su entorno, simpatizantes del tricolor, y sólo han visto el reacomodo de quienes han dirigido la política exterior y la cooperación en los últimos 12 años. En tanto, la Declaración de La Habana de la CELAC, con sus 83 Acuerdos, avanza para empujar una selección natural entre los país que no deseen la integración, para dejar el camino libre a Brasil, Argentina y Venezuela en el subcontinente o para consolidar el proyecto de los libertadores, a pesar del coraje del enemigo de los primos.

No deberíamos olvidar lo que señalaba Harvey Morris el 25 de enero de 2013 en el New York Times, en su alrticulo titulado: “Ascendant Latin America Seeks to Recast European Ties”, en el que explica: “Hubo un momento en que Europa considera a América Latina como un espacio económico estancado, dependiente de la venta de sus recursos naturales para pagar sus deudas y gobernado por una variedad de déspotas desagradables. En estos días, son las economías latinoamericanas las que se están moviendo por delante, mientras que sus homólogos europeos están luchando para salir de la deuda y la recesión”, precisa, al comentar la reunión de los mandatarios de América Latina y Europa efectuada en Santiago de Chile en esos días, bajo el recelo de los EE.UU. Nunca América Latina y el Caribe tendrán el beneplácito de la integración de los primos del norte, pero tampoco estarían de acuerdo en integrarse y verse inundados de inmigrantes como sucede con la Europa desarrollada hoy.

Publié dans Análisis Económico de Coyuntura | Pas de Commentaire »

123456...44
 

Le Blog du Club Social |
eleve des francs-bourgeois ! |
La vie autrement |
Unblog.fr | Créer un blog | Annuaire | Signaler un abus | mon monde , mes poemes
| LAVERIE DIJON 115 BIS AVENU...
| bloG-NotE