• Sondage

    Para qué un país debe realizar una reforma energética?

    Voir les résultats

    Chargement ... Chargement ...
  • Auteur:

    Enfoque Global

Davos: La realidad de México ineludible

Posté par Enfoque Global le 24 janvier 2014

Este miércoles se inauguró la 44 Edición del Foro Económico Mundial en la Ciudad de Davos, Suiza, que concluirá este 25 de enero. Durante estos días los 2 mil 500 participantes, entre ellos 40 Jefes de Estado y de Gobierno, mil 500 líderes empresariales, representantes de organizaciones internacionales como la Organización de  las Naciones Unidas (ONU); el Fondo Monetario Internacional (FMI); la Organización Internacional del Trabajo (OMC); el Banco Mundial (BM); el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), entre otros, intelectuales y líderes espiritual, reflexionan colectivamente sobre: « La remodelación del mundo: consecuencias para la sociedad, la política y los negocios ».

Bajo el frío del invierno suizo y del fantasma de la crisis que envuelve al planeta, la cual ha profundizado la desigualdad social y la pobreza, como lo han denunciado investigadores estadounidenses y la Organización no Gubernamental Oxfam, los debates en el Foro pretenden hacer aportaciones para rehacer al mundo. Un mundo que ha cambiado radicalmente en la última década, el cual requiere nuevas reglas que regulen los mercados y las relaciones entre los países; esto es, un nuevo orden económico mundial, que estabilice los flujos del comercio y de las inversiones; pero a la vez, reduzcan las migraciones del sur hacia el norte por razones económicas.

Al Foro Económico Mundial de Davos, acudió el presidente de México, Enrique Peña Nieto, rodeado de todo el glamour que le han dado los reformas aprobadas en 2013, y como era de esperarse esa fue su tarjeta de presentación en el Foro. Su participación no podía ser otra que hablar de la estabilidad macroeconómica de México, de sus finanza y del crecimiento que detonarán las reformas aprobadas.

Sólo al abrir su intervención, el presidente dijo: « México es un país democrático, que día a día ha consolidado su democracia. Pocos son los países que pueden decir que en los últimos ochenta años han tenido una transición democrática, relevo institucional cada seis años en la titularidad de la presidencia de la República de manera ordenada y pacífica », afirmó.

La frialdad de las cifras macroeconómicas parecían ser el escudo protector, ante la realidad que los medios han exhibido de México en las últimas semanas y comenzó a describir al país sin los más de 30 millones de hombres y mujeres trabajando en la economía informal para sobrevivir, que superan al 4.8% de los desempleados que reportan las cifras oficiales; al país sin los más de 8 millones de jóvenes que no trabajan ni estudian; al país sin más de 53 millones de pobres, al país sin violencia, la mejor opción para invertir después de aprobadas las reformas.

El presidente Enrique Peña Nieto, dijo en el Foro que México es la segunda economía más importante de América Latina y la decimocuarta del mundo, por lo que México es un país con una gran estabilidad macroeconómica, con fianzas públicas sanas, con un nivel de deuda del 38.7% del Producto Interior Bruto (PIB), una política monetaria autónoma y un sistema financiero robusto con niveles de capitalización del 16.1%, precisó. Además indicó que « en los indicadores que nosotros tenemos, por ejemplo de inversión extranjera directa, por el contrario, México sigue siendo muy atractivo, si puede usar eso como indicador de atracción de negocios », afirmó, olvidando que México será sacudido cuando los países desarrollados, como Estados Unidos, modifiquen su política monetaria e incrementen sus tipos de interés, hoy cercanos a cero puntos.

Todo parecía marchas sobre rieles, salvo que los medios, como en el caso de Irak, Afganistán y Siria, hace tiempo han puesto frente al mundo una realidad de México que las cifras macroeconómicas no pueden ocultar. Esto obligó al presidente del Foro, Klaus Schwab, a preguntar sobre la seguridad en México, estropeando la primer participación de Enrique Peña Nieto en el Foro como presidente de México.

Klaus Schwab le dijo al  presidente mexicano: « A pesar de todas las buenas noticias que comparte con nosotros sobre los procesos de reforma, México aún enfrenta reportes noticiosos negativos relacionados con la seguridad en su país », a lo cual respondió el presidente: « No puedo ser omiso a un tema que nos ha señalado y afectado a México en los últimos años que es el tema de inseguridad, que ha demás dicho sea de paso, no es privativo de México, es privativo de la región de América Latina… México tiene sus propios retos », expresando que « sin que esto suene a una afirmación triunfalista, sí podemos observar a un año y dos meses de distancia que ha habido avances, una disminución real de prácticamente 30% de homicidios vinculados al crimen organizado », respondió el presidente a Schwab; no sin antes hablar de su estrategia de seguridad y del nuevo programa de justicia penal.

De esta forma, es por demás evidente para la mayoría de los mexicanos que hoy existen dos países, el que describen las cifras macroeconómicas; el de los equilibrios de las cuentas nacionales; el de la clase política que gobierna; el de los legisladores y jueces de la Corte Suprema de Justicia y sus cuantiosas dietas, que ofenden la dignidad de los más de 53 millones de pobres; el de la burocracia del aparato del Estado, que se ha convertido en un grupo de presión incontrolable.

Y el otro México, el de la violencia y la inseguridad generada por la descomposición social, por la reducción de las fuentes de trabajo ante una dinámica demográfica creciente que ha puesto en el mercado laboral a millones de jóvenes sin alternativas de empleo. El país de los más de 53 millones de pobres y los 186 mil millonarios, que llegarán a 273 mil personas en 2018, según el Grupo Credit Suisse. Este país, del que nadie quiere saber ni oír hablar, pero que es la base de México, cuyo empobrecimiento es la razón del enriquecimiento de otros.

Cómo se puede ir un foro internacional sin hablar de  la realidad de un país, la cual a diario aparece en las primeras planas de los principales periódicos de los países desarrollados. Puede ser que las reformas económicas tengan éxito a mediano plazo, pero ellas premian a las empresas y bancos, situando a los ciudadanos en un segundo plano, al depender sus empleos e ingresos de la suerte de las nuevas inversiones; al comenzar el Estado a dejar en manos del mercado la suerte de millones de mexicanos, incluidas sus pensiones. Sí las reformas no se materializan en el corto plazo, la pobreza y el desempleo continuará alimentando la inseguridad y la violencia en México, pese a que los equilibrios macroeconómicos se sigan construyendo sobre un país dibujado en cifras.

Jueves, 23 Enero 2014 23:19

NÚMEROS CLAROS

 

http://www.plazajuarez.mx/index.php/articulistas/jose-luis-ortiz-santillan

Publié dans Análisis Económico de Coyuntura | Pas de Commentaire »

Haití: Cuatro años después del terremoto que sepultó sus esperanzas

Posté par Enfoque Global le 15 janvier 2014

El 12 de enero de 2010, mientras muchos de nosotros comíamos en algún restaurante o en casa, en Haití se producía uno de los terremotos más devastadores en la historia de ese país de 7.3 grados. Al principio todos los países acudieron a su auxilio y se disputaban el liderazgo en el rescate de los miles de haitianos que se encontraban bajo los escombros, así como en la organización de la logística para llevar la ayuda a los damnificados; luego vino de nuevo el silencio en el planeta y el país quedó relegado al olvido, envuelto en su pobreza y su dolor.
IMG_0349IMG_0362IMG_0360100_2623
El terremoto provocó la muerte de más de 316 mil personas y más de 350 mil resultaron heridas, mientras que 1.5 millones perdieron sus casas; provocando el desplazamiento de miles de haitianos dentro del territorio de Haití y de Republica Dominicana; así como la migración de miles de ellos hacia otros países, como México, quien acogió a muchos haitianos por razones humanitarias, muchos más de los que acusan las cifras oficiales. Mientras que los daños y pérdidas provocadas rebasaron los 7 mil 900 millones de dólares estimados por el Banco Mundial, más del 120% de su Producto Interior Bruto (PIB).
IMG_9569DSC02869
Durante el terremoto de Haití el mundo reaccionó al unísono, os Estados Unidos, los países latinoamericanos y europeos, la Cruz Roja Internacional, la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB), el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial (BM), UNASUR y el ALBA, todos anunciaron su apoyo y el envío de dinero, alimentos, voluntarios, bomberos, expertos y otros medios, para apoyar a la población siniestrada. Ahí llegó la ayuda de México con más de 11 millones de dólares y estuvimos funcionarios públicos, rescatistas e integrantes de la Armada y el Ejercito realizando diversas tareas de apoyo.
DSC08057DSC_0175DSC02749

Parecía que la comunidad internacional reaccionaba ante la destrucción y la impotencia de un país. Fue entonces, que durante una reunión en la sede de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en Nueva York, los países se comprometieron a donar 5 mil 300 millones de dólares para la reconstrucción de Haití. A la vez, el Banco Mundial anunció la creación del Fondo para la Reconstrucción de Haití, con aportaciones iniciales de: Australia, Brasil, Canadá, Estonia, Noruega, Arabia Saudita, Suecia, España y Estados Unidos.
IMG_9859IMG_9943
Pero cuatro años después del terremoto, Haití se encuentra como ha estado durante siglos, en el olvido; perdido en el Caribe, entre Cuba y República Dominicana, con quien comparte la Isla « La Española », como si no existiera, como si al mundo no le importara la suerte de los más de 10 millones de seres humanos que habitan una porción de esa isla, la mayoría de ellos descendientes de africanos, quienes trabajaron para la comunidad esclavista hispano-francesa: « La Española », produciendo azúcar y café; cuyo único crimen fue haber sido los primeros en el Hemisferio Occidental en revelarse contra la esclavitud y conquistar su independencia en 1776.
DSC02912IMGAVIVI782
Después de cuatro años, la información disponible indica que de poco han servido los más de 5 mil millones de dólares donados. Si bien, ya no viven a la intemperie en carpas improvisadas más de 520 mil haitianos como después del terremoto, aún hay 147 mil en tiendas de campaña.

La reconstrucción de ese país sigue siendo un reto para todos y para el propio gobierno. La mitad de la población sobrevive con un dólar al día (13.5 pesos) y el 80%, sigue viviendo bajo el umbral de la pobreza, de acuerdo a información de la Organización de las naciones unidos (ONU); mientras que sólo el 12% de su población dispone de electricidad; sus ciudades siguen sin contar con sistema de drenaje, incluida Puerto Príncipe, donde el agua potable es un lujo y las aguas negras corren por sus calles; al igual que el acceso a la educación, donde el 60% de las escuelas son privadas.
DSC02783DSC02781
La experiencia de estos cuatro años de reconstrucción en Haití, parecen mostrar que la asistencia humanitaria y la cooperación, por sí sola no es suficiente para reconstruir un país e impulsar su desarrollo. Una buena parte de esa cooperación se ha esfumado en medio de la desorganización, la cual parece ser parte de su gobierno, cuyo presupuesto depende en más del 70% de la cooperación que recibe.
Haití: Cuatro años después del terremoto que sepultó sus esperanzas dans Análisis Económico de Coyuntura haiti_pobreza1
Haití, es un país por hacer, un país por organizar, que requiere estructurar la industria insipiente, su agricultura, sus redes de producción y distribución de los productos; un país donde aún debe reinventarse su sistema de educación, de salud, de seguridad y de impartición de la justicia; un país donde muchos otros pueden aportar su experiencia para vencer la pobreza y el hambre, para organizar su gobierno desde las alcaldías hasta el gobierno central; un país que requiere que le enseñen como producir y no vivir de la ayuda internacional.

 dans Análisis Económico de Coyuntura
Haití es una fortaleza de fe. Aún recuerdo como después del terremoto, como cada madrigada despertaba en medio de los cantos, distintos al murmullo que iba creciendo con la salida del sol en los campamentos; pues en medio del dolor de los haitianos, por la perdida de los suyos y de sus hogares, no habían perdido la fe en sus dioses, en sus creencias ni el deseo de vivir. A las tres de la mañana, uno despertaba en medio de los cánticos de los campos de refugiados, donde los damnificados elevan sus oraciones y voces al cielo, pidiendo piedad a sus dioses por el castigo, como antes lo hicieran sus antepasados con sus amos.
DSC02834JL Haiti
Haití es un pueblo que merece vivir con dignidad; pero para ello, será necesario que los países cumplan con sus compromisos, que los organismos internacionales supervisen la entrega y administración de la ayuda internacional; pero sobre todo, que el gobierno y los gobiernos locales, actúen con responsabilidad y hagan fructificar esa ayuda.

100_2569

Hoy más que nunca, es necesario que los países ayuden a Haití a la electrificación de su territorio, a la construcción de viviendas que requieren con urgencia sus habitantes, a la construcción de redes de carreteras, de agua potable y de drenaje. Haití requiere que le enseñen a producir, pero no a vivir de la pobreza y de la ayuda internacional.

NÚMEROS CLAROS

http://www.plazajuarez.mx/index.php/articulistas/jose-luis-ortiz-santillan

Publié dans Análisis Económico de Coyuntura | Pas de Commentaire »

La geopolítica del petróleo

Posté par Enfoque Global le 11 janvier 2014

Viernes, 10 Enero 2014

A pesar de lo crudo que está resultando este invierno los precios del petróleo terminaron el miércoles con una fuerte baja en el mercado de Nueva York, después que se anunciara el aumento de los inventarios de crudo en el “Centro” de Cushing, Oklahoma, aún cuando la Agencia Americana de Información sobre la Energía (EIA) anunciara una disminución de las existencias en el resto de los Estados Unidos.

Los contratos a febrero del crudo West Texas Intermediate (WTI) perdieron 1.34 dólares, 1.43%, al venderse el barril en US$92.33; ampliándose la brecha con el Brent, el que se vendía en Londres en US$107.37, cediendo sólo unos centavos producto de las tensiones en Libia y la incertidumbre sobre sus exportaciones. Este jueves el barril del WTI se vendía en US$91.7 el barril y el Brent en US$106.9, mostrando una caída en todos los mercados.

Así se comporta el mercado del petróleo, sus precios suben y bajan de acuerdo a los acontecimientos que pueden afectar su oferta y pese a su agotamiento, éste continúa siendo la principal fuente de energía en el mundo y los países petroleros aprovechan los tiempos de bonanza para invertir o ahorrar sus excedentes, así lo han hecho los países árabes y nordicos.

El petróleo garantiza aún el 40% de la demanda mundial de energía y el carbón, del que existen enormes reservas y es la principal fuente de emisiones de CO2, aporta más del 25%. De acuerdo a datos de la EIA, durante la última década, el consumo y la producción mundial de energía se ha incrementado en un 2.7% por año (2000-2010), frente al 1.8% observado durante el periodo 1980-2000.

Los combustibles fósiles continúan siendo la principal fuente de energía en países emergentes como México, mientras que los países desarrollados han comenzado su emigración hacia las fuentes de energía renovable. El incremento en la demanda de petróleo, proviene de los países que no son miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). Desde 2007, estos países consumen más energía que los países de la OCDE; a la vez que el uso del carbón para producir energía ha aumentado significativamente en el planeta, debido al intenso desarrollo industrial de China y la India, incrementando las emisiones de CO2, que están impactando el calentamiento global del planeta y aumentando los desastres naturales.

Con el incremento de la demanda de petróleo y su agotamiento paulatino, la EIA estima que de 2008 a 2035 se producirá un aumento en el consumo de petróleo del 53%, impulsado por los países emergentes; así como en el consumo del carbón, de las energías renovables y la energía nuclear, lo cual producirá una expansión del 43% en las emisiones de CO2 y, evidentemente, un aumento en los precios del petróleo, que podría llevar el barrila a más de US$125.

En México, frente a la opinión publica, estos datos no son alentadores para quienes se empeñan en convencer a los ciudadanos, que con la reforma energética aprobada tendrán petróleo, gasolinas, diesel, gas y energía eléctrica a precios más bajos, producto de un aumento de la oferta. Sobre todo, cuando el planeta se enfrenta al agotamiento del petróleo y la nueva geopolítica se centra en el control de las fuentes que quedan de este combustible, cuyas mayores reservas se ubican en Venezuela y Arabia Saudita.

Mientras en Europa Rusia se apodera del mercado del petróleo y del gas, aumentando la dependencia de los países europeos de su suministro, en África, los chinos y los antiguos colonizadores buscan aumentar la explotación del petróleo y otros recursos naturales, mientras aumentan los conflictos armados en las zonas de reservas como el Chad.

El gobierno de Uganda ha recibido la demanda de empresas británicas y francesas (Tullow Oil y Total) para desarrollar 10 nuevos campos petroleros en la cuenca del Lago Albert. En tanto que el gobierno ugandés ha autorizado a la empresa china Cnooc (CEO) para extraer petróleo en un campo petrolero de Kingfishe.

Pero ningún país desarrollado quiere quedarse atrás en la conquista del petróleo, el Primer Ministre de Japón, Shinzo Abe, y unos cincuenta empresarios, ha iniciado en esta semana una gira por Mozambique, Costa de Marfil y Etiopía, en una abierta competencia con China en el continente africano, donde hoy China construye carreteras, puentes y refinerías. En Mozambique anunciará una inversión de más de 577 millones de dólares en la construcción de carreteras; en Etiopía apoyará en la construcción de una central geotérmica.

En tanto que, el jefe de la diplomacia de China, Wang Yi, realiza desde este lunes un recorrido por Etiopía, Yibuti, Ghana y Senegal. Los chinos se han convertido en el principal socio comercial de África desde 2009, continente que realiza el 13.5% de su comercio con China, mayor al 2.3% que efectúa con Japón. Los recursos naturales y el petróleo, particularmente, están en juego en África hoy. Esta disputa entre chinos japoneses, franceses e ingleses en África, pronto la veremos en México, peleándose lo que aún queda del petróleo.

Pero la geopolítica petrolera no sólo está en movimiento en África, también se juega en el Kurdistán (y pronto en México), en esa zona que comparten Turquía, Irak, Irán y Siria, rica en petróleo, cuya explotación y exportación del petróleo es visto por el gobierno de Turquía como un riesgo, además de estar en la fuente de inestabilidad y violencia de esa región, donde las empresas Chevron, ExxonMobil, Gazprom y otras empresas han invertido para explotar el petróleo, cuyas reservas han sido estimadas en 45 mil millones de barriles.

La disputa por lo que queda del petróleo en el platea será violenta entre las empresas y países. China, el principal consumidor mundial de petróleo, desea multiplicar su producción de petróleo y gas de aquí al 2030, aproximadamente a 700 millones de barriles de petróleo por año. China es ya el primer importador neto de petróleo, seguido de los Estados Unidos, pero desea reducir su dependencia del exterior aumentando su producción. El Ministerio de la Tierra y los Recursos ha anunciado que en 2013, la producción de petróleo y gas aumentó en 4.6%, respecto a 2012, alcanzando 320 millones de barriles equivalentes en petróleo; del total, la producción de petróleo solo aumentó en 1.8% y la de gas en 9.8%. Pero China dispone de reservas en petróleo equivalentes a 103.7 mil millones de toneladas y de gas natural, de 62 billones de metros cúbicos, enterrados a 3 mil 500 metros.

Pero mientras la geopolítica petrolera sigue su curso y México, depositando todas sus esperanzas en las inversiones privadas para la explotación del petróleo que aún le queda, se prepara para recibir con bombos y platillos a las trasnacionales petroleras, Noruega da un ejemplo de lo que se puede hacer con el petróleo.

En Noruega, en esta semana cada ciudadano se ha convertido en millonario. Lo anterior, gracias al “Statens Pensjonsfond Utland (SPU), conocido como “Petroleum Fund”; fondo en el que se depositan los excedentes de la riqueza producida por los ingresos derivados del petróleo de Noruega, para hacer fructificar los dividendos de la explotación petrolera en beneficio de los ciudadanos.

Ese fondo soberano noruego, ahora cuenta con cerca del 1% de la capitalización bursátil mundial, sin hablar de su portafolio en bonos e inversiones inmobiliarias en Londres o en Boston, lo que hace de Noruega una excepción en ahorros, cuando muchos países europeos se están ahogando en sus deudas y cuando otros, como México, derrochan los ingresos del petroleros repartiéndolo entre los estados y con escaso control sobre su uso, como en el caso de Tabasco y su ex gobernador Andrés Granier.

Según el Banco Central de Noruega, que administra los valores del fondo, éste alcanzó 5.1 billones de coronas (unos 607 mil millones de euros), algo más de un millón de veces la población de Noruega en el último censo, cuando su población fue de 5 millones 96 mil 300 habitantes. Este dinero se reserva para las generaciones futuras, cuando la bonanza petrolera haya pasado. El fondo soberano representa ya el equivalente al 183% del Producto interno Bruto (PIB) y deberá alcanzar en 2030 el 220% del mismo, según el Banco. Esto es lo que se puede lograr cuando los legisladores de un país trabajan por el futuro de su pueblo y no por sus intereses personales.

Algo que jamás sucederá en México, donde el expresidente Vicente Fox propuso un día crear un Fondo Petrolero, y los recursos de la bonanza petrolera se han dilapidado y esfumado inexplicablemente a través de las participaciones federales, en proyectos que no han reducido la pobreza ni impulsado el desarrollo del país, pero han permitido el surgimiento de nuevos ricos entre la clase política que gobierna, habida de riqueza, al margen del empobrecimiento de los mexicanos.

Ahora México ha entrado a la geopolítica petrolera de los países ricos y sus empresas, no será un jugador más con PEMEX, sino un espacio a conquistar por las empresas, una región a ser apropiada por las empresas estadounidenses, inglesas, francesas, holandesas y chinas, habidas por disponer de petróleo y venderlo al mejor postor en el mercado. A los países ricos y a las empresas no les interesa eliminar la pobreza en México, ella será la fuente de la mano de obra que aumente sus ganancias.

Números Claros

http://www.plazajuarez.mx/index.php/articulistas/jose-luis-ortiz-santillan

Publié dans Análisis Económico de Coyuntura | Pas de Commentaire »

Reforma Política: Dictadura de los partidos sobre los ciudadanos

Posté par Enfoque Global le 15 décembre 2013

Poner punto final a una política económica, seguida después de 18 años y la cual ya no se ajusta al contexto económico nacional ni internacional, es impostergable para reactivar la economía e impulsar el crecimiento, pero no a este costo. El costo de las reformas económicas aprobadas, incluida la energética, ha sido una reforma política hecha a la medida de los partidos que gobiernan a México. Una reforma, a través de la cual se ha instaurado la dictadura de los partidos sobre los ciudadanos, enviando a los museos, la consigna: “Sufragio Efectivo, No Reelección”.

En la reforma política, con la consagración de los candidatos plurinominales y la reelección de los legisladores, poco a poco la esencia de la Revolución Mexicana de 1910 se va desgranado y enterrando estérilmente. No como una mazorca de maíz que cede sus granos ante la mano de un campesino para caer en el surco, multiplicándose y garantizar la sobrevivencia de los que dieron su vida por la Revolución, para poner fin a la dictadura de Porfirio Díaz y hacer, con este acontecimiento social que despertó al siglo XX, que el voto de los ciudadanos fuera respetado, haciendo descansar el poder en el pueblo, oponiéndose a la reelección para impedir la tentación de los hombres de perpetuarse en el poder, mediante leyes creadas a su medida, a través de subterfugios políticos.

Partidos y legisladores no han actuado en ese sentido, pese a su discurso. Desde hace tiempo vienen desechando poco a poco de la Constitución de 1917, surgida de ese primer movimiento social del siglo XX, todo aquello con sabor a revolución, todo lo que le dio el poder al pueblo. No se trata de modernizar la vida política del país, ni de profundizar esta incipiente democracia mexicana con la reforma política, sino de retomar todo lo perdido producto de la revolución, para lo cual los legisladores han ido desmantelando la Constitución y las conquistas de la revolución de 1910, bajo el pretexto de modernizar el país, su sociedad y su economía.

Esta ha sido una reforma política, hecha de emergencia y a espaldas del pueblo, sobre el que debería descansar la democracia. No está previsto someter a plebiscito la reforma política. Se trata de una reforma hecha a la medida de las necesidades de los partidos y la clase política nacional, cuyos puntos relevantes de la misma ponen en evidencia sus ambiciones frente a los ciudadanos.

Lo más notable de esta reforma está vinculado a la reelección de los legisladores, con el visto bueno de los partidos y por 12 años consecutivos, incluidos diputados locales y presidentes municipales; hacer de la PGR una Fiscalía General, cuyo titular será nombrado por dos terceras partes del Senado y podrá ser removido por el presidente, que ambigüedad; se crea el Instituto Nacional Electoral (INE) en sustitución del Instituto Federal

Electoral (IFE) y los consejeros pasan de 9 a 11; los institutos electorales de los estados dependerán del INE y el número de consejeros será de 7, los que serán nombrados por el Instituto; habrá nulidad de elecciones si se rebasan los gastos de campaña; se aumenta el número de votos, de 2% a 3%, para que un partido conserve su registro; se adelanta la toma de posesión del presidente al 1 de octubre y del Congreso, en años de cambio de gobierno, al 1 de agosto; las candidaturas a las cámaras de Diputados y Senadores deberán ser 50% para hombres y mujeres; se establecen las bases para un gobiernos de coalición, donde la Cámara de Diputados ratifica al secretario de Hacienda y el Senado al Canciller, etcétera, etcétera.

Pero no hay un solo punto que ponga fin a los legisladores plurinominales, ni se habla de la remoción de mandato, ni se reduce el número de legisladores. Ha sido una reforma política apremiada por la necesidad de avanzar en la concreción de la reforma energética, destinada a poner fin al nacionalismo revolucionario, para devolver poco a poco las tierras, las empresas, los bancos y todo cuanto la Revolución de 1910 arrebató, a sus dueños, al margen del pueblo. Olvidando que las causas principales de la Revolución de

1910 fueron la dictadura de Porfirio Días, el latifundismo y el apoderamiento de todos los bienes de la nación por la oligarquía, además del empobrecimiento de los mexicanos que provocaron. Esta reforma política no abre nuevos causes a la democracia en México.

Después de 103 años de la revolución y a 96 años de que se proclamara la Constitución de 1917, pareciera que lo establecido en ella se ha convertido en un estorbo para la oligarquía financiera que gobierna México (unión del capital bancario con el industrial) y, sutilmente, avanza en su desmantelamiento; a pesar de que hoy existen, gracias a la política económica seguida en los últimos 20 años, más de 53 millones de pobres y existen más de 30 millones de hombres y mujeres sin empleo, muchos de ellos trabajando en la economía informal, alimentando el crimen organizado. Además de existir un movimiento generalizado de sublevación armada contra el Estado, integrado por los carteles de la droga, las autodefensas y los grupos guerrilleros.

Cuando este artículo salga, y pese al millón 700 mil firmas presentadas por el PRD para exigir una consulta popular sobre la reforma energética, seguramente, los legisladores estarán saboreando su reelección futura y concluyendo la reforma energética, vigilados por policías locales y federales en su micro ciudad. Pero cuánto tiempo podrán vivir bajo el miedo de la miseria y el descontento social, que están provocando entre los ciudadanos hoy; cuánto tiempo puede aguantar el país antes de revelarse en contra de las dietas exorbitantes de legisladores, de los salarios de los magistrados, de la carencia permanente de un empleo digno y bien remunerado que les impida delinquir o emigrar a otro país.

http://www.libertas.mx/revista/enlinea/hojas/45.pdf

http://www.libertas.mx/revista/enlinea/hojas/44.pdf

Publié dans Análisis Económico de Coyuntura | Pas de Commentaire »

México: Hundido en el engaño de sus reformas

Posté par Enfoque Global le 15 décembre 2013

NÚMEROS CLAROS
Viernes, 13 Diciembre 2013 10:13

Quizá para las nuevas generaciones de mexicanos, nacidos en las últimas décadas, no conozcan que antes de 1972 México era un importador neto de petróleo. Precisamente, fue esa reducción en la riqueza petrolera descubierta en 1919, la que obligó al gobierno de México desde los años cincuenta, a invertir en los trabajos de exploración y expropiación geológica, que si bien fueron la principal casa del endeudamiento externo, permitieron que México se reencontrara con la riqueza petrolera perdida entre 1972 y 1976.

Lamentablemente, mientras los países árabes invirtieron sus ganancias en tecnología e infraestructura productiva, en México se invirtió, en un primer momento, en la importación de bienes; posteriormente las ganancias petroleras se distribuyeron entre los estados de la federación, a través de las Participaciones Federales, multiplicando el surgimiento de nuevos ricos con la corrupción reinante en la mayoría de ellos, en detrimento de su propio desarrollo.

El caso del ex gobernador de Tabasco, Andrés Granier Melo, es sólo uno entre muchos otros gobernadores que han sabido robar al país, cuyos actos y los de sus secretarios quedarán impunes, pese a haber contribuido a dilapidar la riqueza petrolera y profundizar la pobreza en México. No sólo se trata de los ex gobernadores cuyos nombres aparecen en los medios como Fidel Herrera; Juan Sabines; Ulises Ruiz; Mario Marín; Luis Armando Reynoso Femat; Humberto Moreira; Mario Ernesto Villanueva Madrid; Tomás Jesús Yárrington Ruvalcaba, etcétera; algunos de los cuales, está pendiente que les comprueben que incurrieron en actos de corrupción.

Desde finales de 2007, cuando los precios del petróleo comenzaron a aumentar y, por consecuencia los ingresos por su venta, nadie pensó en capitalizar a PEMEX ni en adquirir tecnología para explorar en aguas profundas, menos aún en invertir en fuentes generadoras de energía renovable, lo cual cuestionamos desde este espacio.

Al parecer, el interés del gobierno era permitir la descapitalización de PEMEX, su desmoronamiento, llevar a la empresa petrolera a la obsolescencia tecnológica, para terminar vendiendo lo que quedara de ella como chatarra y, a través de una reforma energética como la actual, ofrecer los trabajos de exploración, prospección geológica y extracción del petróleo a las empresas extranjeras, aquellas que con la expropiación petrolera de 1938 habían sido expulsadas del país. Con ello, después de aprobar la reforma laboral

No hay nada extraordinario en esta estrategia. El mejor ejemplo a seguir para desparecer a PEMEX es el de TELMEX y Ferrocarriles Nacionales de México, como lo señalamos en el artículo anterior. Pero además, con la reforma laboral aprobada hace un año, que incluye la subcontratación y el outsourcing, ahora será más fácil desaparecer a la aristocracia obrera de PEMEX, una vez que muchas de sus áreas van a desaparecer paulatinamente, para dar paso a que las empresas extranjeras las realicen y contraten, bajo sus reglas, a empleados y obreros (véase el caso de empresas como DINA Camiones y BOMBARDIER).

El caso de Luz y Fuerza del Centro (LYFC) y MEXICANA, la reciente « reforma laboral en la educación », han sido experiencias de lo que el gobierno federal no debía hacer más, si pretendía neutralizar la corrupción en empresas estatales y evitar que la inconformidad se trasladara a las calles. Pensado o no de esa forma, lo cierto es que los trabajadores petroleros pronto estarán en las calles, junto a los trabajadores de MEXICANA; los profesores y electricistas, estos últimos ya casi acogidos dentro de un acuerdo.

Las discusiones sobre las reformas política y energética, en las Cámaras de Senadores y Diputados, nos han dejado ver que hay en México una nueva generación de legisladores, la cual ha crecido bajo la sobra del gobierno de expresidente Felipe Calderón, los « niños de las BlackBerry », a los que les dio poder en su administración, aún sin concluir sus estudios universitarios muchos de ellos, egresados del ITAM, del ITESM, de la ULAP, etcétera. Jóvenes sin experiencia, que no sea otra que ejercer el poder desde la cuna; cuyo pragmatismo se impone al nacionalismo, los que privilegian beneficios personales o de grupo, sobre los intereses generales de los ciudadanos y de la nación.

Para ellos « Business is business », y sí el trabajo en el sector público llega a su fin, mañana estarán trabajando en alguna empresa trasnacional o serán los nuevos dueños de las empresas generadoras de energía. Lo anterior, ha quedado de manifiesto a lo largo de las discusiones de las reformas aprobadas en México, durante el año primer año del gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, quien ha retomado todas las propuestas que durante el gobierno del presidente Felipe Calderón se hicieran, sistematizándolas y apropiándose de ellas. En buena medida, gracias a que, en esencia, el aparato de la administración publica montada por el gobierno anterior ha quedado intacta hasta hoy.

Sí la reforma energética estuviera destinada a mejorar la calidad de los bienes (productos y servicios), derivados del petróleo y energía eléctrica, a los precios más bajos; así como poner punto final al monopolio del Estado sobre el petróleo, la solución sólo era una, privatizar totalmente a PEMEX y la CFE, abriendo el sector energético a la competencia. Con ello, y mediante una buena regulación del Estado, podrán ofrecerse « bienes energéticos »  de mejor calidad y a precios más bajos, promovidos por la competencia. Aún cuando esto no ha pasado en países como Francia, donde la apertura energética de 2005, no ha conducido a ello, sino al aumento de los precios.

Pero la lógica parece ser convertir a PEMEX y la CFE, así como a los organismos que se deriven de ellos, en agentes reguladores del mercado de energía en México. Este paso que se ha dado en México hoy, permite ir quitando presión de los trabajadores, en ambas empresas estatales, para reducir su nóminas, para hacer de ellas sólo reguladores en el futuro.

Durante los debates sobre la reforma energética, los más de 53 millones de pobres que tiene México y los más de 30 millones de hombres y mujeres que trabajan en la economía informal o están desempleados, han servido de argumento para aprobar la reforma. Lamentablemente, ellos han sido invocados durante estos años en todas las discusiones parlamentarias, sin que su numero se reduzca o mejore su nivel de vida.

Ne esta reforma energética, los ciudadanos no tendrán ni gasolinas ni electricidad a precios más bajos, ni más y mejores empleos con mejores salarios. Estas afirmaciones han sido sólo argumentos para justificar la aprobación de la reforma.

Como es obvio, para quienes no son economistas les cuesta entender que la política anti inflacionista del Banco de México, en buena medida y durante estos años, ha sido responsable de que no hayan aumentado los puestos de trabajo; más aún, que la inversión privada no se haya multiplicado, para crear con ello más puestos de trabajo; pero en cambio, que el número de ciudadanos que hoy trabajan para pagar a bancos y tiendas departamentales sus créditos, se haya multiplicado. Este es el Siglo de los bancos y las empresas, los gobiernos en Estado Unidos y Europa, no han hecho reformas para enfrentar la crisis y apoyar a sus ciudadanos, sino, como México lo hizo en 1995 con el FOBAPROA que aún pagamos los ciudadanos, para rescatar bancos y empresas.

El control del agua y de la energía es un factor de geopolítica en este Siglo. México pudo haber construido con Brasil y Venezuela una gran empresa trasnacional para explotar los yacimientos en aguas profundas, pero faltó voluntad política para ello. En 2007, durante la visita a México del presidente de Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva, este hizo una invitación para construir un bloque regional en América Latina y señaló Petrobras y Pemex, podrían trabajar juntas para explotar petróleo y gas en la región. A la vez que, en la visita del presidente Calderón a Brasil en 2009, el presidente Lula dijo que su gobierno « apoya el intercambio de experiencias tecnológicas y la posibilidad de que ambas empresas trabajen juntas en México, Brasil o en terceros países ».

Pero esa voluntad de Brasil por que las empresas trabajaran juntas, se la comió la miopía y el celo de los funcionarios que desde la Cancillería mexicana, la Secretaría de Economía y Hacienda, han visto en Brasil un enemigo y no un aliado para trabajar juntos por el desarrollo de América Latina y el Caribe. Ahora, engañados en un futuro promisorio, los legisladores esperan ver frutos de una reforma energética que no ve más allá de la inmediatez, cuando el petróleo se agota y en 20 años, requerirán fuentes de energía renovables para garantizar la oferta de energía a los hogares y empresas, lo que no consideran en sus propuesta, al no crearse un fondo de inversión que invierta en ellas.

Vamos a vivir ahora, un nuevo teatro, una nueva diversión como la que nos brindó la Cámara de Diputados al aprobar la reforma energética el miércoles y jueves pasado, apero ahora es el turno de los legisladores estatales de subir al templete, donde repetirán los libretos redactados, y ya escuchados, con argumentos falsos, antes de aprobar lo que ya es Ley. La experiencia de este ejercicio para los ciudadanos, es que se hace imprescindible su movilización, la toma de conciencia de su rol en el ejecicio del gobierno y en la elección de sus representantes en las Cámaras para el futuro.

 

http://www.plazajuarez.mx/index.php/articulistas/jose-luis-ortiz-santillan

Publié dans Análisis Económico de Coyuntura | Pas de Commentaire »

Reforma energética sin estrategia de desarrollo para México

Posté par Enfoque Global le 10 décembre 2013

Si con la reforma energética, abriéramos el mercado del petróleo en México a la competencia, incluido el suministro, así como el de la energía, quizá podríamos pensar en que, debido a la competencia, bajarían los precios, al menos a los precios promedios internacionales. Pero la experiencia mexicana en materia de telecomunicaciones nos muestra lo difícil de este camino, frente a la incapacidad del Estado para regular los mercados, incluido el de las divisas, el que se mantiene sometido a una flotación sucia del peso, controlada por el Banco de México, dentro de una economía de mercado imperfecta.

La globalización, como fase actual del proceso de mundialización de las economías nacionales, ha eliminado las fronteras para las empresas y los bancos, el capital. De esta forma, ha llegado el fin de las casas matrices de empresas y bancos, y cuando en un país pierden en otro compensan su perdidas; cuando en un país la crisis los golpea, en otros obtienen jugosas ganancias. Pero además, si las cosas no marchan bien por problemas fiscales en un país, no importa, están en libertad de emprender el vuelo a otro.

La reforma energética que se discute contra reloj en México, en buena medida a la ligera por los legisladores, sobre un texto ya trabajado desde el sexenio pasado, durante el gobierno del presidente Felipe Calderón, y sobre el cual el PAN y el PRI han encontrado coincidencias, no constituye una estrategia de desarrollo para México, ni la mejor vía para garantizar la oferta de energía a las empresas y a los hogares del país a bajos precios, tampoco constituye un aporte para garantizar la sustentabilidad ambiental y, con ello, contribuir a los acuerdos de la recientes 19 Sesión de la Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP19), efectuada en Polonia recientemente. Por supuesto que no.

Paradójicamente, mientras en Francia se discute sobre la mejor vía para el desarrollo de la política energética, teniendo como referencia el calentamiento global, la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero; la eficacia energética y el aumento del uso de las energías renovables, dentro de la oferta total de energía de ese país; dentro de lo que los franceses han dado en llamar “Debate nacional sobre la transición energética”; y en los Estados Unidos, el presidente Barack Obama aboga por una política energética, que destine más recurso a las fuentes de energía renovables y ponga fin a los subsidios a la industria petrolera. En tanto que, en países como Japón y Alemania se disponen a reducir el usos de la energía nuclear y aumentar las inversiones en energías renovables.

En México se discute el desmantelamiento de Petróleos Mexicanos (PEMEX), para dar acceso a las empresas petroleras extranjeras, a la extracción del petróleo pesado de las aguas profundas, para hacer del territorio nacional y de sus aguas marítimas, un queso Roquefort, perforando aquí y allá, sin medir las consecuencias de los posibles desastres naturales sobre los ecosistemas y la población.

Empresas petroleras como Royal Dutch Shell (anglo-holandesa); Exxon Mobil, Wal-Mart, Chevron y ConocoPhillips de los Estados Unidos; British Petroleum (BP) de Gran Bretaña; ING Group de Holanda; Sinopec de China; Toyota Motors de Japón; Gazprom de Rusia; Saudi Arabian Oil Company; Qatar Petroleum; Abu Dhabi National Oil Company, etcétera, todas ellas se preparan a desembarcar en México ya, y seguramente, la regulación de su trabajo por parte del gobierno federal no podrá impedir que aumente la contaminación iniciada por PEMEX, ni que puedan controlar sus actividades, el volumen de petróleo real extraído; menos aún, la eficiencia en los trabajos finales para sellar las cavernas después de extraído el petróleo.

No podemos olvidar que las grandes empresas trasnacionales y los bancos reclaman, fuera de los países desarrollados hoy en crisis, nuevos espacios para invertir y aumentar sus ganancias. Las empresas estadounidenses, inglesas, españolas, francesas, chinas, etcétera, están buscando espacios y condiciones legales para desembarcar en México, las cuales se han estado creando desde el gobierno del presidente Carlos Salinas de Gortari, lo cual no es malo, si tuviéramos un Estado más trasparente y menos corrupto, capaz de regular el funcionamiento de los mercados. No olvidemos que el Índice de Percepción de la Corrupción 2013, elaborado por Transparencia Internacional, ubican a México en la posición 106 de 177 países, entre los más corruptos.

Hoy no se percibe una estrategia de desarrollo para México, detrás de la paulatina privatización de las actividades de PEMEX. Sino una estrategia de los grupos de poder de México y de los Estados Unidos, para hacer del suministro de energía, incluida la extracción del petróleo, un instrumento de sometimiento de los países al dictado de las empresas.

No se puede estar ciego ante la realidad insoslayable. México participa activamente, en la concreción de la conexión de las redes nacionales de electricidad de México y Centroamérica, dentro del Sistema de Interconexión Eléctrica de los Países de América Central (SIEPAC); mientras que Colombia hace lo mismo con Panamá. Con ello, se está avanzando en la concreción de un gran mercado de energía con recursos públicos, lo que favorece la integración física de los países.

Pero en la medida que las empresas que hoy explotan el petróleo y suministran la energía en los países de América Latina, pasen a manos de particulares, los gobiernos, con dinero de sus ciudadanos, habrán hecho cuantiosas inversiones para poner en manos privadas una enorme red para el suministro de energía a los precios que ellas decidan. Sólo recordemos que sucede hoy en México con las comunicaciones y los servicios de acceso a la televisión.

A nadie más que a las empresas privadas, nacionales o extranjeras, les interesa la completa desregulación de las actividades de exploración, prospección geológica y explotación del petróleo, en un mundo donde cada vez hay menos petróleo que extraer, frente al lento avance del desarrollo de las energías renovables; pero al no existir una estrategia energética a largo plazo para México, no se puede ver otra cosa más que la futura dependencia de los hogares mexicanos, de las empresas privadas que proporcionarán la energía en el futuro, al dejar de ser ésta un bien público colectivo, responsabilidad del Estado en su suministro. La reforma energética es un hecho, pero la historia juzgará a los legisladores por sus acciones y los ciudadanos pagaremos las consecuencias de su elección.

http://www.plazajuarez.mx/index.php/articulistas/jose-luis-ortiz-santillan

Publié dans Análisis Económico de Coyuntura | Pas de Commentaire »

México: Fin del nacionalismo revolucionario

Posté par Enfoque Global le 10 décembre 2013

México, un país admirado por la primera revolución social del Siglo XX, ahora se encuentra enfrentado a sus propias transformaciones sociales, por las cuales fue admirado por todo el mundo.

“Yo soy quien debe ir a ellos, ya que ellos no pueden venir a mí” 

Lázaro Cárdenas

México, un país admirado por la primera revolución social del Siglo XX, ahora se encuentra enfrentado a sus propias transformaciones sociales, por las cuales fue admirado por todo el mundo. Hoy todo parece indicar, que la nueva generación de políticos que gobierna el país, está dispuesta a enterrar el nacionalismo revolucionario que defendió hasta hace poco el Partido Revolucionario Institucional (PRI), surgido de la revolución mexicana, mostrando que no tiene grandes diferencias con la línea política que sigue su principal rival, el Partido Acción Nacional (PAN), que agrupa a todos los que por siglos se opusieron a los liberales, abrieron las puertas a la intervención francesa y se beneficiaron de la dictadura de Porfirio Días.

Con la reforma política aprobada esta semana, se ha instaurado la dictadura de los partidos sobre los ciudadanos en México. Decisiones trascendentales se han tomado en el Congreso de la Unión de los Estados Unidos Mexicanos (nombre oficial de México), sin que los ciudadanos sean consultados para conocer su opinión respecto a ellas.

Con la reforma política, se han encumbrado en el poder los partidos sometiendo a los ciudadanos a sus mandatos, enterrando o enviado a los museos, la consigna que enarbolaron los revolucionarios de entonces, y que aún se escribe en muchos de los comunicados oficiales del Gobierno Federal: “Sufragio Efectivo, No Reelección”, al aprobar la reelección de los legisladores y mantener las candidaturas plurinominales para elegirlos, las cuales otorgan una cantidad de legisladores por partido, según el porcentaje de votos obtenidos. Los perdedores, los ciudadanos, los que no han obtenido una sola reforma a su favor, que permita la revocación de mandato o ir a una segunda vuelta en las elecciones presidenciales, fortaleciéndose así el poder de los partidos sobre los electores.

Ahora, esa consigna que distinguió al PRI se ha tirado al basurero de la historia, a pesar de que fue la que orientó la revolución de 1910 para poner fin a la dictadura del General Porfirio Días y hacer del voto de los ciudadanos, la vía para acceder al gobierno, construyendo un Estado sobre el poder del pueblo; oponiéndose a la reelección, para impedir que la tentación de los hombres los llevara a perpetuarse en el poder, a través de leyes hechas a su medida.

De nada sirvió el millón 700 mil firmas presentadas por el Partido de la Revolución Democrática (PRD), para exigir una consulta popular sobre la reforma energética. Los legisladores, que aún saboreando su reelección futura, iniciaron ayer jueves las discusiones de la reforma energética y nada los detendrá para aprobarla. Las discusiones en la Cámara de Diputados sobre la “Minuta” de la reforma política enviada por los senadoras, seguramente, sólo será un tramite antes de aprobarla.

Los senadores sesionan al interior de su micro ciudad legislativa, construida con barras metálicas a su alrededor, vigilada por policías locales y federales, bajo el miedo del descontento del pueblo, el mismo que apoyara en 1938 las medidas del presidente Lázaro Cárdenas para expropiar la industria petrolera, en manos de empresas norteamericanas e inglesas, al estar plasmado en el artículo 27 de la Constitución de 1917, que las “Pertenecen a la nación las tierras, aguas y recursos naturales comprendidas dentro de los límites del territorio nacional, ya sea debajo o encima de la tierra. Regula el manejo de las tierras y recursos de la Nación”, como apuntaba este artículo antes de las reformas.

La expropiación petrolera unió a los mexicanos detrás del presidente Lázaro Cárdenas, mostraron su respaldo al contribuir con lo que podían entonces, para pagar las indemnizaciones a las empresas extranjeras. Ahora la reforma energética propuesta por el presidente Enrique Peña Nieto, lo divide, al poner fin a la prohibición de las empresas extranjeras de invertir en la industria petrolera, bajo en pretexto de que México no dispone de recurso para explorar y extraer el petróleo de aguas profundas. En realidad, en los años sesenta tampoco disponía de ellos, pero gracias a los trabajos de exploración y prospección geológica de Petróleos Mexicanos (PEMEX), se reencontró de nuevo con la riqueza perdida en los cuarenta.

Los principales ejes de la reforma propuesta son: reformar el Artículo 27 de la Constitución, para celebrar contratos de utilidad compartida con compañías privadas, especializadas en exploración y extracción de petróleo en aguas profundas, y para generar energía a menor costo; establecer un nuevo régimen fiscal para PEMEX, incluido en la reforma; reestructurar a PEMEX para mejorar sus operaciones; dar mayor transparencia al interior de PEMEX; establecer reglas de contenido nacional para las compras de PEMEX; se afirma que la transmisión y distribución de la energía seguirá en manos del Estado; se propone fortalecer a la CFE mediante una mayor flexibilidad operativa que reduzca los costos; se propone dotar de mayores facultades a la Secretaría de Economía y la Comisión Reguladora de Energía; realizar mayor inversión en el desarrollo tecnológico y nuevas formas de energía menos contaminantes.

Contrariamente a las propuestas de reforma energética en los Estado Unidos y Europa, donde la prioridad es el usos de energías limpias, la mexicana se basa en avanzar en la privatización de las operaciones actuales de PEMEX, para comenzar a dejar parte de ellas en manos de empresas extranjeras.

Con las reformas política y energética, y los cambios consecuentes a la Constitución surgida de la revolución de 1910, se comienza a enterrar el nacionalismo revolucionario que defendiera el PRI, partido que gobernara México por 71 años consecutivos, el cual después de 12 años ha vuelto al poder con nuevos bríos y con otras ideas, más cercanas a las de sus enemigos del pasado.

Con la reforma financiera veremos ciudadanos arraigados por deudas financieras; con la hacendaria un país aún incapacitado para combatir los más de 53 millones de pobres; con la energética devolver a las empresas extranjeras parte de lo que les fue arrebatado con la expropiación petrolera de 1938; con la política el desprecio por los ciudadanos en aras de los legisladores, quienes deciden por ellos lo que es bueno para México, amén de la multiplicación de su riqueza en los años que perduren en sus labores legislativas.

México no será más democrático, pero sí un país sometido al poder de los partidos. Las reformas ahora son irreversibles y sus consecuencias las veremos en las próximas elecciones en México; cuando los candidatos de los principales partidos que controlan en poder en México se enfrenten a los electores. Pese a que, a la clase política mexicana, poco le importe el porcentaje de electores que se presente a las elecciones, sino ganar cada una de ellas; no olvidemos que el presidente Enrique Peña Nieto, que hoy gobierna el país, sólo obtuvo el 38% de los votos.

 

http://www.analitica.com/va/internacionales/opinion/1933395.asp

Publié dans Análisis Económico de Coyuntura | Pas de Commentaire »

1...34567...44
 

Le Blog du Club Social |
eleve des francs-bourgeois ! |
La vie autrement |
Unblog.fr | Créer un blog | Annuaire | Signaler un abus | mon monde , mes poemes
| LAVERIE DIJON 115 BIS AVENU...
| bloG-NotE